Autor: Lain
jueves, 18 de octubre de 2001
Sección: Lenguas
Información publicada por: Lain
Mostrado 69.863 veces.


Ir a los comentarios

Defensa de Nuestra Lengua y de Su nombre: EL CASTELLANO

Defensa de la Lengua castellana, en el horizonte de lo español.

II Congreso Internacional de La Lengua

Coincidiendo, con la celebración II Congreso Internacional acerca de la lengua celebrado en Valladolid, el nobel Camilo José Cela, aprovechó su intervención, titulada Aviso de la defensa del español, para advertir sobre el peligro de la pérdida de «cierta idea» de la lengua. Además, el escritor arremetió contra los que se avergüenzan de hablar del español y de llamarlo por su nombre, prefiriendo decirle castellano. O sea que resulta que esta lengua, creada por e1 pueblo de Castilla y difundida por toda la península, América y los otros continentes, no debe llamarese “castellano” sino que es “el español” o lengua española. Dice Camilo José Cela, en opinión al parecer secundada por varios académicos: “¿Por qué algunos españoles, con excesiva frecuencia se avergüenzan de hablar el español y de llamarlo por su nombre, prefiriendo decir el caste-llano, que no es sino el generoso español que se habla en Castilla”. O sea que el castellano según Cela “es el español que se habla en Castilla”, entonces ¿el que se habla en Extremadura será “el extremeño”, el de Ciudad Real "el manchego” o el de Murcia “el murciano”, el de Canarias "el Canario", el de Venezuela "venezolano"...? La historia del nacimiento y el desarrollo de las lenguas españolas, nos muestra sin embargo una realidad bien distinta , mucho más compleja y rica de lo que parecer pretender algunos señores.

España, Las Españas, el Castellano y otras lenguas

Señores míos: el castellano no es “el español” sino una de las lenguas españolas, como lo son el catalán, el vascuence o el gallego y otras lenguas y hablas no oficiales como el astur-leonés o las hablas aragonesas. Ni más, ni menos. En España, y donde quiera que sea, esa lengua es EL CASTELLANO. Con esto, los castellanos, no pretendemos, ni mucho menos, indicar que esta lengua sea patrimonio exclusivo del pueblo castellano. Sabemos en cambio que esta lengua es una una aportación del pueblo de Castilla al acervo cultural de toda la humanidad, y mantenemos este criterio, precisamente, desde una actitud de fraternidad hacia otros pueblos españoles. Los que se empeñan, y especialmente en España, en llamar “español” a la lengua castellana, adoptan —aunque quizá prentendan lo contrario — una actitud separadora frente otros pueblos de España que tienen o tuvieron en el pasado su propia lengua distinta a la castellana. Tengamos cuidado, y más que consideración hacia las otras lenguas que componen la plural y diversa riqueza cultural de nuestra tierra- son igualmente ESPAÑOLAS.

Relacionado con: Origen del Español

Más informacióen en: http://pagina.de/castillavieja


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Ricardo 09 de nov. 2004

    Hombre, Gueton5,... decir que el castellano no es una lengua romance sino un idioma prerromano escrito con letras latinas... ¿Realmente te crees eso? Huelga decir que más del noventa por ciento de lo que escribes es latín evolucionado, hombre de Dios. Todos sabemos que, con excepción del vasco, el resto de las lenguas peninsulares son idiomas hermanos, lenguas neolatinas, románicas, romances, muy próximas. Lo que las hace diferentes es una serie de circunstancias que van desde el sustrato prerromano (que puede aportar algunos términos, dejes, pronunciaciones...) hasta el estadio en que se hallaba el latín en cada zona cuando se estaba implantando, pasando por la posibilidad de latines más o menos diversos según la procedencia de los latinos que lo implantaban, o la distinta influencia que han mantenido otras lenguas posteriores según su mayor o menor vecindad, relaciones de dominio,culturales, etc. En cuanto a la procedencia del nombre Castilla, no es en origen el de tierra de castellanos, sino el de "los castillos" o tierra de castillos", del latín "Castella", plural de "castellum". Los "castellani", citados en restos epigráficos romanos como la tesera de hospitalidad que nombras no son los castellanos de Castilla, hombre, sino los habitantes y defensores de un castellum, es decir, un fortín, castillo, fortaleza. De hecho, la forma en plural castellani, castellanorum se traduce como guarnición de una fortaleza. Luego castellano podía ser cualquier defensor de un fortín a lo largo y ancho del orbe romano. Es más, esa acepción aún pervive en Cervantes cuando Don Quijote llama al ventero "Señor castellano", pues piensa que la venta no es tal sino castillo y el dueño el señor al mando de la fortaleza. Castilla no existía en época romana, por favor. Se habla en un primer momento de la vieja Vardulia, tierra de los Várdulos. Y luego de Castella, los castillos, por la ingente cantidad de fortificaciones que surgieron en ese espacio occidental del reino astur-leonés frente a la amenaza musulmana a principios ya del siglo IX. Coincido en que, para mí, lo que hablo y escribo es castellano, porque españolas son también las otras lenguas que se hablan en lo que hoy entendemos como España. Por otra parte, hablando de idiomas, aunque alguno me regañe por lo que voy a decir, mezclas al castellano con otros que no lo son. Me refiero al valenciano y al mallorquín, que no son sino formas dialectales del catalán, que sí es un idioma. En cuanto a los nacionalismos, comprendo la rabia ante esa idea de hacer de Castilla la fuente de los males del país, cuando en realida se nos utilizó para un fin con el que los propios castellanos no estaban de acuerdo, como bien demostraron los buenos de Padilla, Bravo, Maldonado y otros muchos que lucharon por la libertad. Pero no hay que cegarse y afirmar que fuimos mejores que otros por eso. Porque nos lleva a errores, como el que tú expresas al decir que otros pueblos no se enfrentaron a la monarquía de los Austrias. ¿O es que las Germanías en Valencia no se alzaron al tiempo de las Comunidades de Castilla contra el emperador? Tampoco hay que ser tan injusto ysacar las cosas de contexto. Madrid tardó mucho en caer, es verdad, y la resistencia del País Vasco se vino abajo en seguida. Verdad. Pero eso no nos hace mejores, pues fueron distintas las circunstancias. Hay que teber cuidadín con estos juicios y no caer en lugares comunes que no hacen sino cabrear aún más los ánimos de quienes están esperando justamente que les digamos eso para radicalizarse en posturas nacionalistas intolerantes. Yo soy castellano. Creo que sé lo que es Castilla y lo que fue. Todo tiene luces y sombras, pero, aun así sigo amando mi tierra castellana. El sentimiento crítico no está reñido con el amor al suelo en el que vivimos. Un saludo.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba