Autor: aladelta
domingo, 16 de octubre de 2005
Sección: Arqueológicas
Información publicada por: aladelta
Mostrado 9.895 veces.


Ir a los comentarios

Fiebre celtíbera

Soria repasa en una exposición la importancia de esta cultura y reivindica el papel de Numancia como foco turístico de primer orden gracias a sus yacimientos

Fiebre celtíbera

Soria repasa en una exposición la importancia de esta cultura y reivindica el papel de Numancia como foco turístico de primer orden gracias a sus yacimientos. Seis pares de ojos descendían el cerro de la Muela aquella noche oscura de la primavera del año 133 a. C. Las legiones de Publio Cornelio Escipión, unos veinte mil hombres, cercaban desde hacía meses Numancia, en el último tramo de una guerra que había empezado veinte años atrás. Escipión era el general triunfador al que había tenido que recurrir Roma para acabar con la resistencia celtíbera. Y estaba a punto de conseguirlo. Retógenes y cinco compañeros brujuleaban a ciegas entre las siete torres de vigilancia, camino de algún lugar donde pedir ayuda. Al final, Escipión ordenó que le cortaran la mano a los rebeldes. Numancia había perdido su última oportunidad. Alfredo Jimeno, profesor de Historia en la Universidad Complutense, comisario de la exposición 'Celtíberos' que se celebra hasta final de año en Soria, rememora la epopeya de Retógenes y la caída de Numancia sentado en el restaurante Keltiberia, en Garray, al pie del yacimiento, mientras saborea un menú inspirado en aquella época. Sobre la mesa, berros, aves escabechadas, boletus edulis guisados con hierbas aromáticas, chuletón con hígado de pato y queso de leche de oveja, una degustación ideada por Josu Mendía que ahora forma parte de la ruta celtíbera soriana. «Queremos que ésta sea la marca turística de nuestra provincia. Románico o rutas de senderismo hay en otros sitios, pero Numancia sólo está aquí», afirma Antonio Pardo, presidente del Patronato de Turismo. Soria ha (re)descubierto Celtiberia, el hogar de arévacos, pelendones, lusones, belos y titos. Allí se sumaron las tradiciones de celtas e iberos hasta crear una cultura diferenciada. Entre las calles empedradas de Numancia la imaginación vuela a aquellas ciudades cercadas por los romanos, lugares ásperos y montañosos, azotados por el cierzo, donde el frío corta como una navaja afilada. Repaso a la época La exposición instalada en el Museo Numantino de Soria rastrea las guerras, la vida y la muerte de los pueblos celtíberos a través de unas cuatrocientas piezas. En la muestra está el origen de la «fiebre celtíbera» que ha contagiado a esta provincia, la búsqueda en la Historia de un sello turístico diferenciador. En sus salas hay armas, vasijas, rituales funerarios, formas de organización e iconos: «Abundan los caballos y toros en los elementos decorativos porque representaban las cualidades de sus dioses», explica el profesor Jimeno. Después de la exposición vienen los yacimientos arqueológicos. Hay itinerarios para elegir hasta cansarse de piedras. Quien prefiera empezar por lo pequeño podrá visitar cerca de dos decenas de castros, pequeños asentamientos donde vivieron los antiguos celtíberos a partir del siglo VII a. C., casi todos al norte de la capital. Quien opte por el espectáculo arqueológico, la cita más cercana aguarda en Garray («tierra quemada»), a siete kilómetros de Soria. Allí está el yacimiento de Numancia, símbolo de la resistencia del más débil frente a los invencibles soldados romanos, hasta que el cerco del hambre pudo con el heroísmo. La ciudad de los arévacos, el grupo que habitó Numancia, estaba cruzada por dos largas calles verticales, de norte a sur, y muchas otras horizontales, de este a oeste, división pensada para esquivar el gélido viento del norte con un paisaje para disfrutar. Riqueza campesina Las investigaciones más recientes apuntan a que Numancia estaba poblada por unas 1.500 personas, que vivieron sus días de esplendor entre los siglos VI y II-I a. C., hasta el final de las «guerras celtíberas». Trabajaban el campo, remontaban el Duero con vino y cereales y molían bellotas y nueces. El ganado, sobre todo ovejas y cabras, representaba la riqueza. Aquellas sociedades jerarquizadas, dominadas por las élites guerreras, 'cuentan' hoy su historia en vasijas o cascos, en collares y brazaletes, en su ética, que concebía la vida en función de su final: una muerte digna justificaba su existencia. Germán Prieto, arqueólogo, vigila los trabajos en la última sorpresa que ha aflorado en Tiermes: una estructura en forma de ábside probablemente anterior a la época romana. «Es algo especial», afirma el especialista. En realidad, los hallazgos son continuos y el fruto de la campaña de verano descansa en los pasillos de un edificio anexo al museo, ordenado en bolsas de plástico. En el exterior, los turistas necesitan más de dos horas para recorrer este escenario del pasado, con tesoros como un 'rascacielos' de siete plantas, una colina arcillosa de la que colgaban las casas de los habitantes de esta ciudad o un acueducto excavado en la roca para distribuir el agua. La inmersión en el pasado termina en Uxama, en un cerro sobre el río Ucero, a dos paso de El Burgo de Osma. Aquí se acuñó moneda en bronce cien años antes de Cristo, con un jinete lancero en el reverso y una imagen masculina en el anverso. Hoy queda poco, apenas el rastro de una importante casa romana, o una atalaya de vigilancia construida por los árabes algunos siglos después. Desde allá arriba, el horizonte también aquí abruma, un paisaje con una cultura campesina que ahora se está dejando morir. TEXTO: JUAN FRANCISCO ALONSO / FOTOS: GONZALO CRUZ / SORIA/

LA EXPOSICIÓN

Título: 'Celtíberos. Tras la estela de Numancia'. Lugar: Museo Numantino de Soria. Fecha: Hasta el 30 de diciembre. Visitas guiadas a los yacimientos: Recorrido 1: Soria-Garray-Numancia. Salidas, todos los días. Recorrido 2: Soria-Uxama-Tiermes. Salidas, miércoles y sábados. Información: 975 215 023. MÁS INFORMACIÓN: 902 203 030 ó 975 221 397. Además del Patronato Provincial de Turismo. 975 220 511. www.sorianitelaimaginas.com. Proyecto Life Tiermes-Caracena, www.tiermes.net. Museo de Tiermes, 975 352 051.

Relacionado con: Descripción de la Celtiberia de Estrabón

Más informacióen en: http://servicios.diariosur.es/pg051015/prensa/noticias/Cultura/200510/15/SUR-CUL-248.html


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba