Autor: silmarillion
domingo, 09 de octubre de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: silmarillion


Mostrado 18.552 veces.


Ir a los comentarios

América, 12 de octubre

-

Maldición de Malinche (


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Sucaro 10 de oct. 2005

    Esto está interesante: http://www.cimacnoticias.com/noticias/03nov/s03111810.html Lo copio aquí: Perseguidos y masacrados durante siglos Olvidó el mundo a los indios de Estados Unidos Eleazar Salinas cimac | México, DF El 28 de febrero se cumplieron 30 años de que unos 300 guerreros de la tribu Sioux Oglala ocuparon el histórico lugar de Wounded Knee o Rodilla Herida, ubicado al interior de la reservación de Pine Ridge, en el Estado de Dakota del Sur, demandando la devolución de sus tierras y otras peticiones importantes. Este lugar fue escenario de una masacre contra indígenas en el invierno de 1890. Tropas de caballería asesinaron a mansalva a varios centenares de ellos, la mayoría ancianos, mujeres y niños. Por eso en 1973, los 300 guerreros al tomar posesión del lugar, declararon: "Masácrennos otra vez, o atiendan nuestras necesidades humanas". Fue hasta después de 65 días, cuando se firmó un acuerdo y los indios abandonaron el lugar, sin embargo, las autoridades nunca llevaron a la práctica los compromisos contraídos, por el contrario, apresaron a 117, a los que les fabricaron cargos criminales, entre las condenas hubo hasta la de dos cadenas perpetuas a algunos de sus dirigentes. Los indios se quejan, nos relata ampliamente Gregorio Selser en su libro La Violación de los Derechos Humanos en Estados Unidos, de haber sufrido un holocausto de siglos. Precisamente en 1976, cuando el gobierno celebraba 200 años de independencia, se formó un comité de indios para protestar por esas celebraciones, en un comunicado declararon: "200 AÑOS DE VUESTRA MALDITA GLORIA". Al tiempo que desarrollaban la toma simbólica de las oficinas para asuntos indios. Las autoridades, en vez de desarrollar el diálogo con los activistas, efectuaron nuevas aprehensiones, de las cuales se derivaron nuevas condenas. El calvario de los indios en los Estados Unidos, al igual que el del resto de los indígenas de todo el continente americano, empezó con la llegada de los españoles, la colonización de Norteamérica inició su exterminio, cientos de años después, cuando las burguesías criollas, conquistaron la independencia con respecto a Europa, los gobiernos de las nuevas naciones, acrecentaron su explotación y marginación. En Estados Unidos los nuevos demócratas en el poder les prohibieron el libre tránsito por el país, concentrándolos en las llamadas reservaciones, que eran en su tiempo las tierras más áridas e inservibles, no útiles para la agricultura y carentes de pastizales para la cría de ganado. Eran en realidad, campos de concentración, ahí los indios eran mantenidos en un estado de completa sumisión por un cuerpo de soldados. Los indios supieron sobrevivir en esas condiciones, es ilustrativo que les fue otorgada la ciudadanía norteamericana por el Congreso, siglo y medio después de la Declaración de Independencia, en el año 1924. La Oficina Para Asuntos Indios (Bureau of Indian Affairs, BIA), se ha ocupado de segregarlos, condenarlos al tutelaje perpetuo y usarlos como conejillos de indias para hacer experimentos. El eminente jurisconsulto William M. Kunstler, declaró : "En una fase de nuestra historia, líderes indios como Toro Sentado, (Sitting Bull o Tatanka Yutanka), Caballo Loco (crazy Horse o Tashunka Witko), de la tribu Lakota Sioux, Gerónimo (Goayathlay) de los Apaches, el Jefe Josheph (Heinmot Tooyalaket) de los Nez Percés, fueron asesinados, sin pretensión alguna de justificarlo legalmente. Hoy en día, cubriéndose con el manto de la hipocresía, son condenados a una vida infernal con el actuar de jueces prejuiciados, falsificando documentos, escondiendo evidencia exculpatoria y piadosamente. Ya no se ocupan las masacres del siglo XIX al estilo de "Sandy Creek o Wounded Knee". Los tribunales lo hacen mejor y no queda sangre visible". El dirigente indígena Leonard Peltier, quien ha pasado gran parte de su vida en las prisiones purgando delitos inventados, en una de sus cartas dice: "En el siglo XIX nuestras tierras nos fueron robadas por razones económicas, pues se trataba de tierras ricas y fértiles y en ellas abundaban los pastos, de los que los ávidos colonos blancos querían apoderarse. Se nos dejó lo que a juicio de la sociedad eran las peores tierras”. “Pese a todo logramos sobrevivir y desafiamos a la sociedad blanca, de pronto adquieren valor nuestras tierras que en otros tiempos se consideraban despreciables. La sociedad blanca quisiera hoy expulsarnos de nuestras reservas, porque bajo los eriales se encuentran yacimientos de petróleo y valiosos minerales”, continúa. “Mi abuelo y mi padre, lo mismo que muchos antepasados de la población nativa, combatieron en lo que Estados Unidos ha llamado Guerras por la Libertad y la Democracia. Mi padre y los padres de muchos otros indígenas combatieron al lado de esos norteamericanos y regresaron a sus casas heridos y mutilados. Mi tío, lo mismo que muchos otros aborígenes de Estados Unidos, sacrificó su vida en estas guerras "por la democracia", mientras que su propio pueblo, al regresar de ellas, era víctima del genocidio y de una despiadada opresión". Por último, el dirigente indio señala: "Yo Leonard Peltier, hijo de indio Cheppewa y de india Sioux te pregunto, Norteamérica: ¿Se diferencia en algo tu genocidio contra nosotros del genocidio de la Alemania nazi contra el pueblo judío? ¿Será posible que nosotros, hijos de Tunkashila el Gran Misterio, creador de todo y de todos, debemos permanecer cruzados de brazos mientras nos arrebatas lo poco que nos queda, y sigues matándonos y encarcelándonos?" Los 371 tratados concertados entre las distintas autoridades de Estados Unidos y las tribus indias en los siglos XIX y XX se siguen violando descaradamente, ignorándolos, desdeñándolos o manipulándolos según los intereses coyunturales de individuos y de empresas privadas, y también de los gobiernos en turno, federales o locales. Los indios americanos, asevera el libro de Selser, sufrieron en los 70's una guerra sucia, comandos terroristas encubiertos por el FBI, asesinaron, solamente de 1973 a 1976, a 342 activistas indígenas. Reproducimos a continuación, fragmentos de la resolución del Tribunal de Justicia Internacional, publicados en el diario mexicano Uno más Uno, en 1982: "El Tribunal Russell se estremece con las declaraciones de los representantes indígenas de toda América”. “Es un solo haz de dolor, desesperación, tragedia tan cotidiana como multisecular. No hay país, del llamado Nuevo Mundo, en donde aún existen aborígenes, que no repita el mismo cuadro de miseria y lento exterminio”. “Los doce miembros del Jurado pronuncian su veredicto-que solo tiene fuerza moral, no validez jurídica- al cabo de una semana de tarea, en relación con los crímenes de todo tipo perpetradas contra las etnias aborígenes, desde el Artico hasta el confín de la Patagonia Argentina y Chilena”. El gobierno Brasileño es declarado culpable en tres casos, el de Estados Unidos en cuatro, los de Perú y Canadá en dos casos respectivamente, y los de Colombia, Panamá y Guatemala en uno, cada uno. El Tribunal basa su dictamen de sus expertos juristas en leyes y acuerdos internacionales, tales como la Declaración Internacional de Derechos Humanos, la Convención Americana de derechos Humanos, la Convención Internacional sobre Discriminación Racial y el Acta Final de los Acuerdos de Helsinki. "Hemos visto atestiguados casos concretos de genocidio y etnocidio", sentencia. Entre los hechos denunciados figuran "matanzas masivas de indígenas, hostigamiento en sus tierras y expulsión de sus territorios históricos, saqueo de sus recursos naturales, extrema explotación de su trabajo y violación de los fundamentos históricos de sus culturas para las cuales la tierra y las criaturas vivientes son sagradas". Los nativos de estados Unidos, a diferencia de otras minorías, como los afro-americanos o los latinos, no tienen un mes dedicado a recordar y homenajear su herencia cultural. Por el gran significado de su lucha, escogimos el 28 de Febrero para hacer una reflexión en su honor, los originales propietarios de toda América.

  2. #2 silmarillion 10 de oct. 2005

    EL DESIERTO (De "La Cautiva", Esteban Echevería, 1805-1851) Ils vont. L'espace est grand. Hugo [Ellos van. El espacio es grande] Era la tarde, y la hora en que el sol la cresta dora de los Andes. El Desierto inconmensurable, abierto, y misterioso a sus pies se extiende; triste el semblante, solitario y taciturno como el mar, cuando un instante el crepúsculo nocturno, pone rienda a su altivez. Gira en vano, reconcentra su inmensidad, y no encuentra la vista, en su vivo anhelo, do fijar su fugaz vuelo, como el pájaro en el mar. Doquier campos y heredades del ave y bruto guaridas, doquier cielo y soledades de Dios sólo conocidas, que El sólo puede sondar. A veces la tribu errante sobre el potro rozagante, cuyas crines altaneras flotan al viento ligeras, lo cruza cual torbellino, y pasa; o su toldería sobre la grama frondosa asienta, esperando el día duerme, tranquila reposa, sigue veloz su camino. ¡Cuántas, cuántas maravillas, sublimes y a par sencillas, sembró la fecunda mano de Dios allí! ¡Cuánto arcano que no es dado al mundo ver! La humilde yerba, el insecto, la aura aromática y pura; el silencio, el triste aspecto de la grandiosa llanura, el pálido anochecer. Las armonías del viento dicen más al pensamiento que todo cuanto a porfía la vana filosofía pretende altiva enseñar. ¡Qué Pincel podrá Pintarlas sin deslucir su belleza! ¡Qué lengua humana alabarlas! Sólo el genio su grandeza puede sentir y admirar. Ya el sol su nítida frente reclinaba en occidente, derramando por la esfera de su rubia cabellera el desmayado fulgor. Sereno y diáfano el cielo, sobre la gala verdosa de la llanura, azul velo esparcía, misteriosa sombra dando a su color.

  3. #3 silmarillion 12 de oct. 2005

    Verracus: Para escucharla musicalizada, busca la versión de Amparo Ochoa con instrumentos musicales autóctonos. Como novela prefiero y recomiendo "El corazón de piedraverde" de Salvador de Madariaga y los libros que lo continúan. Cliofilo: la única pretensión es la de la reflexión.Entre los 400 millones de hispanoparlantes hay oPiniones diversas con respecto al 12 de octubre, día de la hispanidad, de la raza o como se lo denomine según cada país.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba