Autor: naupaktos
jueves, 06 de octubre de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: naupaktos


Mostrado 10.516 veces.


Ir a los comentarios

DUNAS DE LIBERTAD

-

Resultó francamente vergonzante para muchos españoles, allá por 1.975, la peculiar evacuación del Sáhara por parte de nuestras tropas estacionadas en él, y la cesión de la soberanía en favor de Marruecos. Y no resulta vergonzante tal episodio por la añoranza de ningún imperialismo español. Lo es por el abandono, sin más de ciudadanos españoles a su suerte. No era de esperar otra cosa, visto quien iba a sucedernos en el puesto, que la que se derivó de la inmediata ocupación del territorio saharaui por las huestes de Hassan II: una durísima represión que, sólo entre el primer y segundo año, se cobró la vida, al menos, de alrededor de 35.000 personas. De nuevo la complacencia internacional puso la guinda del genocidio, haciendo gala de una pasmosa y deleznable inactividad. Todo lo demás: mesas de negociación, Resoluciones de la ONU, Referendum, Plan Baker...no han servido para nada más que justificar retrasos, y llevar a efecto la política autoritaria y tiránica de un régimen al que se ha concedido un tiempo precioso para consumar hechos, someter a la población y aferrar sus posiciones, estableciendo un contínuo goteo de llegada de ciudadanos marroquíes a territorio saharaui, convenientemente censados, que asegurarán, si llega a realizarse la consulta, un resultado favorable a la anexión "legal" de la antigua colonia española al reino marroquí. Con un mayor o menor grado de autonomía, (traducido: mayor o menor grado de represión), el sospechadamente petroleado desierto sahariano continuará bajo el yugo alauí, perpetuándose la injusticia sobre un pueblo que no mereció una metrópoli tan ligera de equipaje y tan dada a evitar problemas al uso de la avestruz.

Las consecuencias de lo que parece ser una nueva rebelión saharaui, o intifada como algunos de sus líderes comienzan a llamarla, se antojan francamente imprevisibles y, ciertamente, pudieran llevar, bien a una escalada de enfrentamientos entre los elementos armados del Frente Polisario (cercanos a los 20.000 efectivos) y las Fuerzas Armadas marroquías (el Ejército de Tierra cuenta con no menos de 150.000 soldados); bien a una llamada internacional por parte de interlocutores tan válidos como EE.UU o Francia, claramente alineados con Rabat, para forzar una mesa de diálogo que acelere la realización de un referendum, en línea con el Plan Baker, evitando así el ruido de sables. Esta última posibilidad encierra un falso optimismo que no debe llevar a engaño. De la celebración de un plebiscito adulterado y perfectamente orquestado por Rabat, no se podrá obtener un resultado ni justo, ni apaciguador por tanto de lo enervados ánimos saharauis. Es evidente que, de obtener una mayoría partidaria de la pertenencia a Marruecos, la legitimidad de la consulta habrá quedado plenamente en entredicho. Los votos serán el resultado de la fagocitación programada del Sáhara por el expansionismo de Hassan II y su hijo Mohammed, igual de traicionero (Perejil) y ambicioso que su padre, y lo que es peor, disfrazado, encubierto, por el halo reformista que ha embelesado a la progresía de Europa; y el embriagador aroma de las "lágrimas de Alá" (petróleo) que ha convencido a Washington, toda vez que éste ha comprobado la inverosímil nueva postura de España sobre el contencioso saharaui. Sea como fuere, el destino del sufrido y cansado pueblo que habita las dunas más sedientas de justicia del Africa noroccidental, está marcado por un juego de intereses y estrategias que quedan lejanas a El Aaiún, y son incomprensibles a sus gentes. Esperemos que su determinación en pro de la libertad no riegue con sangre su reseca tierra, otra vez.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Ego 06 de oct. 2005

    Saludos naupaktos, te pido por favor que, el próximo artículo de oPinión no lo incluyas en la sección artículos generales, si no en oPinión o denuncias. Salud.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba