Autor: Ego
jueves, 09 de junio de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Ego


Mostrado 23.900 veces.


Ir a los comentarios

CUANDO EL AKELARRE NO ERA TAL.

APUNTES A UN ORIGEN INCIERTO SOBRE LA PRÁCTICA BRUJESCA

Separar akelarre de una concepción brujesca es prácticamente imposible. pero hubo una época en que no era así. Por otro lado, si bien como denominación local, está muy extendido el término en la Península, otras denominaciones describen los mismos acontecimientos: Sabbat (aunque de etimología oscura y aparición tardía), barlott, striaz, strigiarum conventus, etc. En función de su situación geográfica. El contenido que pretende recopilar este término no es ajeno a casi nadie: Una reunión de adoradoras de Satanás, conocidas como brujas, algunos, aunque menos, brujos, lanzadas a un culto de depravación moral y en no pocas ocasiones sexual, ya entre los partícipes de la bacanal o con un ser que va desde un macho cabrío hasta un sapo gordo. No faltan las escobas como útil de vuelo, matazas de niños, sacrificios de vírgenes y demás blasfemias muy al gusto del juez o inquisidor. Es curioso que autores como Henningsen defiendan que hubo inquisidores que no percibían la presencia de akelarres en muchas de las tierras de Euskadi. Obra de capital importancia para acercarse al akelarre histórico es el Formicarius de Juan Nider de mediados del siglo XV en Basilea. Juan Nider recopila por escrito lo que de la boca del inquisidor de Evian y el castellano de Blanckenburg y juez Peter von Greyerz informaron sobre la zona de Berna. "Allí hay hombres y mujeres que más parecidos a lobos que a personas se dedican a devorar niños y practicar la hechicería" entre otras depravaciones. Von Greyerz hace referencia a 1375 como origen de estos casos en los que no se trata de hechiceros aislados, sino un conjunto de los mismos. A principios del siglo XVI, el inquisidor Bernardo Rategno indica en su Tractatus de Strigibus que la “secta de las brujas”, el probable germen del akelarre, comenzó unos ciento cincuenta años atrás. Podríamos creer que la “secta de las brujas” se iniciaría en torno al tercer tercio del siglo XIV, aunque no dejan de ser conjeturas. Ahora bien, ¿en realidad se trata de una auténtica secta, un auténtico grupo de herejes, como Cátaros o Valdenses?. El dominico Juan Herolt redactó unos sermones, en torno a 1420 donde figura una larga lista de supersticiones. En el puesto decimonoveno figuran “Las mujeres beatas” (die selige Frawn) adoradoras de una tal Diana, popularmente conocida como "Unholde" la cual "cum exercitu suo de nocte ambulet per multa spacia" (con su ejercito recorre grandes distancias). A Juana de Arco, en 1430 los jueces de Ruan la habían preguntado si sabía algo “de las que vuelan con las hadas” (Proceso y condenación de Juana de Arco, Tissot, 1960). Mucho antes Vicente de Beaubais recogió en su Speculum morale (Canon Episcopi) a Diana y Herodíades, a quienes las mujeres ilusas llamaban “bonae res” (cosas buenas) y Jacobo da Varazze indicó, en la vida de San Germán, a las “buenas mujeres que salen por la noche”. A ellas podríamos añadir las benandanti del Friul, “La mujer del bon zogo” del valle del Fiemme, la Richella, como buena señora del valle de Fassa, etc, todas extraídas de confesiones por inquisidores o jueces. Sin duda Herolt, cuanto menos del Canon Episcopi había tomado algunas referencias anteriores donde: 1) las mujeres toman importancia vital en las reuniones nocturnas, 2) hablamos de un conjunto de individuos y 3) existe un guía o guías de la “comunidad” o cuanto menos reunión. Según Grimm todavía en el siglo XV, los campesinos del Palatinado creían en una divinidad llamada Hera que montada en su caballo traía abundancia y prosperidad a los campos. No obstante, 1000 años antes alguien había escrito FERA COM ERA (con la cruel Era) en una tejuela, hoy descubierta en Roussas, junto a la imagen de una persona montada en un animal. Inscripciones del mismo tipo (Era, Hera o Haerecura) se han encontrado en Istria, Suiza y la Galia cisalpina. Se han asociado a una divinidad céltica muy común: Epona. Tal vez una confusión o asociación de Era o Hera y Diana acabó en Herodiana, normalizado como Herodíades (mencionado en el Canon Episcopi). Tal vez el origen del akelarre no es lejano a un culto pagano vigente en el continente aun consolidado el cristianismo, o tal vez por ello, y aunque local en su manifestación, generalizado. BIBLIO: Brujería Vasca. J.C. Baroja. 1980. La invocación de las brujas. Henningsen , 1980 Historia Nocturna. C. Ginburzg. 1991


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 giorgiodieffe 10 de jun. 2005

    no sé como se diga en espanol, pero en italiano este rincon se llamaria "posta del cuore" (correo del corazon)

  2. #2 darius 17 de jun. 2005

    Larry Potter necesita algo de Ron y muchas Hermionas para fundar su nueva escuela de maestr@s, dudas y perjuicios. Incomprendidos bienvenidos si tiene sentido del ... P.D.: no olvidarse trarse escoba voladora, y paleta magica.

  3. #3 eyna 18 de jun. 2005

    El periodico de Cataluya,08.06.2005 Igualada, 1955 Comadrona Participó en el Parlament Català de les Religions del Fòrum de Barcelona La wicca es una religión pagana popular en EEUU e Inglaterra, pero en Catalunya hay menos de 60 practicantes reconocidos, entre los que destaca la sacerdotisa Montserrat Castillo, una bruja de las de verdad. Defiende la libertad de culto, pero subraya estar en las antípodas de la magas de pega que salen en la tele. --¿Es una bruja del siglo XXI? --Se puede decir que sí... Las brujas intentamos estar en paz con la naturaleza. --Los ecologistas, también. --La diferencia es que la religión wicca cree que la tierra es un ser vivo, con un alma, y que ese alma está conectada con el inconsciente colectivo. Así, la brujería es una forma de vida. Es un camino espiritual. --¿Un camino sin dogmas? --Seguimos un principio; "Haz lo que quieras y no hagas daño a nadie". Creemos que hay una chispa en el alma que es inmortal, divina. Por tanto, si uno actúa según ese plano de divinidad, siempre hará el bien. --¿Nació bruja? --Yo lo descubrí tarde. A los 20 años. Aunque luego me di cuenta de que, de pequeña, había tenido una especial comunicación con los animales, recuerdos de vidas pasadas... Estuve cinco años buscando maestros. Llegó a mis manos un libro de Janet y Stuart Farrer. Y logré contactar con una wicca iniciada en Londres por Farrer. En esta religión encontré un motivo para la vida, la muerte y las relaciones humanas. --Habla todo el rato de religión... --La gente conoce la wicca desde los años 50, cuando Gerard Gardner la organizó como religión. pero las raíces están en el neolítico, cuando era un culto a la naturaleza. En wicca no hay creyentes, hay aprendices. --¿Cómo viven ustedes? --Lo más importante es ser conscientes de los cambios que hay en la naturaleza, porque son los que se producen en nuestro interior. Hay un tiempo para cada cosa. Es por eso que nuestros rituales siguen el calendario estacional. --¿Qué más hacen? --Intentar entender que todos somos uno. pero también que cada uno sigue su evolución. --¿Y la suya es magia... blanca? --La magia blanca es hacer el bien, pidiendo permiso. Es decir, hacer un ritual de sanación sin pedir permiso al enfermo puede ser magia negra. A lo mejor aquella persona necesita esa enfermedad para evolucionar... --¿Monta aquelarres? --Aparte de las lunaciones, el verdadero wicca celebra las festividades cuando florece una planta concreta. El Imbolic, la Candelaria, no se puede celebrar hasta que florecen los almendros. Ahora intentamos desbrozar la antigua religión de la alta magia ritual, volver a las raíces. Nos acercamos al chamanismo. --Dan un poco de miedo, la verdad. --¡Hay gente que se autodenomina bruja que también me da miedo a mí! La magia que utilizamos son ritos de armonización con la naturaleza. De la misma manera que el católico hace una procesión para pedir que llueva. Supongo que, en nuestro caso, son muchos años de mala prensa, ¿no? pero trabajamos en pequeños grupos, en el anonimato y sin hacer proselitismo. --¿Vienen los satánicos a pedirle que les enseñe? --Han venido, pero no les gusta lo que les digo. El desarrollo del alma tiene dos vertientes: el poder personal o el amor. La nuestra es una línea de amor. Hay mucha gente que busca el poder personal, pero el poder no se compra ni se vende. --Ya. pero ¿puede mover los hilos de las cosas a voluntad? --Requiere un entrenamiento, como otro. Los poderes se adquieren a medida que entiendes el funcionamiento de la naturaleza. Lo que para muchos es algo paranormal, resulta normalísimo cuando conoces el funcionamiento. pero con los años aprendes que es mejor no tocar nada. Las cosas están bien como están. --¿Van al bosque desnudos y eso? --Vamos al bosque. A veces, para sentir las energías, nos desnudamos o usamos ropa ancha. La verdad es que, en noviembre, cuando celebramos Samhain, nos helamos... --Estamos a las puertas de la noche de San Juan. ¿Qué hacemos? --Es noche de fuego y de agua. Enciendan una hoguera al lado del mar y báñense. Vuelvan a ser pequeños. Crean que todo es posible. --¿Eso hacen los brujos? --Nosotros danzamos en círculo y transmitimos el poder a las hierbas recolectadas o compradas. Algunos saltan el fuego, para purificarse. --Oiga, ¿en qué se diferencia de una bruja del siglo XV? --Ellas eran más puras. Sus poderes venían del contacto directo con la naturaleza. Hoy estamos contaminados de civilización.

  4. #4 hechiceracelta 18 de jun. 2005

    Hola Eyna me interesa mucho tu comentario me gustaria que nos pusieramos en contacto yo tambien descubri mi energi ya tarde tengo 25 pero de verdad algunas veces me siento perdida . de verdad me gustaria mucho que nos pusieramos en contacto gracias y que la diosa de bendiga mi correo mya4480@hotmail.com

  5. #5 darius 18 de jun. 2005

    Muy buen recorte de periodico Eyna, bravo;-)

  6. #6 silmarillion 18 de jun. 2005

    hechiceracelta: si te encuentras perdida, que tal si intentas aquí: www.viamichelin.es

  7. #7 darius 19 de jun. 2005

    TODO ES PASAJERO Hubo una vez un rey que dijo a los sabios de la corte: - Me estoy fabricando un precioso anillo. He conseguido uno de los mejores diamantes posibles. Quiero guardar oculto dentro del anillo algún mensaje que pueda ayudarme en momentos de desesperación total, y que ayude a mis herederos, y a los herederos de mis herederos, para siempre. Tiene que ser un mensaje pequeño, de manera que quepa debajo del diamante del anillo. Todos quienes escucharon eran sabios, grandes eruditos; podrían haber escrito grandes tratados, pero darle un mensaje de no más de dos o tres palabras que le pudieran ayudar en momentos de desesperación total... Pensaron, buscaron en sus libros, pero no podían encontrar nada. El rey tenía un anciano sirviente que también había sido sirviente de su padre. La madre del rey murió pronto y este sirviente cuidó de él, por tanto, lo trataba como si fuera de la familia. El rey sentía un inmenso respeto por el anciano, de modo que también lo consultó. Y éste le dijo: -No soy un sabio, ni un erudito, ni un académico, pero conozco el mensaje. Durante mi larga vida en palacio, me he encontrado con todo tipo de gente, y en una ocasión me encontré con un místico. Era invitado de tu padre y yo estuve a su servicio. Cuando se iba, como gesto de agradecimiento, me dio este mensaje –el anciano lo escribió en un diminuto papel, lo dobló y se lo dio al rey-. pero no lo leas –le dijo- manténlo escondido en el anillo. Abrelo sólo cuando todo lo demás haya fracasado, cuando no encuentres salida a la situación- Ese momento no tardó en llegar. El país fue invadido y el rey perdió el reino. Estaba huyendo en su caballo para salvar la vida y sus enemigos lo perseguían. Estaba solo y los perseguidores eran numerosos. Llegó a un lugar donde el camino se acababa, no había salida: enfrente había un precipicio y un profundo valle; caer por él sería el fin. Y no podía volver porque el enemigo le cerraba el camino. Ya podía escuchar el trotar de los caballos. No podía seguir hacia delante y no había ningún otro camino... De repente, se acordó del anillo. Lo abrió, sacó el papel y allí encontró un pequeño mensaje tremendamente valioso: Simplemente decía “ESTO TAMBIEN PASARA”. Mientras leía “esto también pasará” sintió que se cernía sobre él un gran silencio. Los enemigos que le perseguían debían haberse perdido en el bosque, o debían haberse equivocado de camino, pero lo cierto es que poco a poco dejó de escuchar el trote de los caballos. El rey se sentía profundamente agradecido al sirviente y al místico desconocido. Aquellas palabras habían resultado milagrosas. Dobló el papel, volvió a ponerlo en el anillo, reunió a sus ejércitos y reconquistó el reino. Y el día que entraba de nuevo victorioso en la capital hubo una gran celebración con música, bailes... y él se sentía muy orgulloso de sí mismo. El anciano estaba a su lado en el carro y le dijo: -Este momento también es adecuado: vuelve a mirar el mensaje. -¿Qué quieres decir? –preguntó el rey-. Ahora estoy victorioso, la gente celebra mi vuelta, no estoy desesperado, no me encuentro en una situación sin salida. -Escucha –dijo el anciano-: este mensaje no es sólo para situaciones desesperadas; también es para situaciones placenteras. No es sólo para cuando estás derrotado; también es para cuando te sientes victorioso. No es sólo para cuando eres el último; también es para cuando eres el primero. El rey abrió el anillo y leyó el mensaje: “Esto también pasará”, y nuevamente sintió la misma paz, el mismo silencio, en medio de la muchedumbre que celebraba y bailaba, pero el orgullo, el ego, había desaparecido. El rey pudo terminar de comprender el mensaje. Se había iluminado. Entonces el anciano le dijo: -Recuerda que todo pasa. Ninguna cosa ni ninguna emoción son permanentes. Como el día y la noche, hay momentos de alegría y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza porque son la naturaleza misma de las cosas. http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2002prim/reflexion/pasara30-12.html

  8. #8 pepepuros 07 de jul. 2005

    El comentario es de mi abuela. que a su vez venia de antiguo, "ella era bruja". Decia que el akelarre, tan solo era una necesidad que tenian entre ellas de poder hablar, de encontrarse, de transmitir ese calor que la mayoria de la sociedad en la que vivian les negaba. A todo ello los ritos que se realizaban para transmitir ese deseo de encuentro y recuperar esa energia vital de su existencia. esaba basado en los cuatro elementos que los convinaban en conjunto a traves de una serie de formas hechas. (por otro lado muy interesantes y divertidas tenian necesidad de alegrar sus corazones). yo he estado en alguna de ellas. y la verdad que son entrañables, Un saludo

  9. #9 Karmela 07 de jul. 2005

    Tenía 15 años cuando SENTÍ y SUPE , una experiencia que se ha vuelto a repetir a lo largo de mi vida. Yo no lo eligo ni lo busco, viene de golpe, primero se siente, casi enseguida se sabe. Siempre han sido certeras. Mis sueños me aconsejan, me advierten. Debe de venirme esto de familia pq mi madre ve la muerte en los ojos. pero no nos llamamos brujas. Somos HADAS.

  10. #10 albogue 03 de sep. 2005

    Sobre este tema a mi me ha parecido muy esclarecedor el libro "Los Demonios familiares de Europa" de Norman Cohn. En él hace un recorrido por las acusaciones contra minorías religiosas desde el S. II (comienza con las persecuciones de los romanos a los cristianos, que vaya si aprendieron la lección...) con acusaciones que despues se han ido usando siglo a siglo contra todo aquel que ha querido ser fulminado por el poder religioso y, también por el brazo secular. También desmitifica a autores que hasta los setenta -algunos han sido citados en otros mensajes: Grimm...- han sentado cátedra y han contribuido al estereotipo actual de "bruja" pero que recurrieron, por falta de rigor o por ingenuidad a fuentes históricas falsas y manipuladas y que han dejado un legado de creencias sin base alguna sobre lo que fue la bujería y sobre una presunta fraternidad de adoradoras/es de Satanás. ¿Seguro que existieron los akelarres tal como creemos que fueron? Insisto en recomendar la lectura de Cohn. Albogue from La Mancha

  11. #11 Liadam de Corckney 05 de dic. 2005

    Albogue, o Cohn, tienen muchísima razón. Ya estoy por pensar que las ideas que tenemos sobre casi todo en la Historia están adulteradas, no tienen mucho que ver con la manera en que realmente ocurrieron las cosas. Seguro que en los akelarres no hubo tantas truculencias como ahora creemos, en parte por culpa de lo que nos han contado los cristianos sobre los sacerdocios paganos que tuvieron que eliminar. Si establecemos comparaciones y equivalencias, digamos: drogas, danzas, música especial, promiscuidad sexual, alucinaciones y adoración a ciertas deidades, ¿no vendría siendo aquel famoso festival hippie de Wodstock (perdón si mala ortografía) un aquelarre con todos los requisitos? Quién sabe si dentro de unos siglos se diga que los hippies comían niños y le besaban el culito al Diablo... Caso ejemplar de mentira histórica: los españoles aniquilaron a los aborígenes cubanos: ¿y quiénes eran entonces los indios que durante siglos vivían en La Habana y vendían casabe y cerámica a las flotas españolas? La arqueología ha demostrado que se trata de una mentira histórica. Y otras muchas más que se están descubriendo todos los días. No hay que creer nada a pie juntillas. Es más sano dudar, como hacía Hamlet.pero yo me pregunto: ¿por qué en cuanto se trata el tema de la wicca y las brujas aparece tanta tontería? Para mí es un tema tan serio como otro cualquiera, como que hubo tantísimas mujeres asesinadas por eso.¿Por qué banalizar esa tragedia histórica?

  12. #12 Rigel 05 de dic. 2005

    Sospecho que muchas mujeres quieren tener tener algo de brujas..........pero en fin: A vosotros señores de las atalayas del este, yo os convoco, os conjuro y os llamo para que observeéis los ritos y guardéis el círculo. A ver si alguna sabe decirme a que tradición wiccana corresponde esta frase.

  13. #13 Brandan 06 de dic. 2005

    Yo establecería diferencias notables entre magos, brujas, hechiceros, hadas etc... porque si no, el asunto, ya de por sí complejo por su propia naturaleza, se hace totalmente ininteligible y ya no sabe uno bien ni lo que es, ni lo que dice ser, ni de lo que está hablando. Para centrar la cuestión podríamos ponernos de acuerdo sobre esto último. DRAE: mago, ga (Del lat. magus, y este del gr. μάγος). Dicho de una persona: Versada en la magia o que la practica. En la religión zoroástrica, se dice del individuo de la clase sacerdotal magia Arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales. blanca, o ~ natural La que por medios naturales obra efectos que parecen sobrenaturales Efectivamente, la magia, o mejor, La Magia, es un arte, una ciencia e incluso me atrevería a decir que una religión, en el mejor sentido de la palabra. El Mago, es un personaje que se ha vencido a sí mismo, que ha dominado su naturaleza, y por tanto, es capaz de dominar la naturaleza que le circunda. No entra en el terreno de lo cotidiano, no pretende resultados inmediatos de sus actos, ni es su interés influir en el comportamiento humano. La herramienta del Mago es el símbolo. Por medio de símbolos, domina las fuerzas, pero nunca en su propio beneficio. hechicería. Arte supersticioso de hechizar. Cada una de las cosas que emplean los hechiceros en su arte. Acto supersticioso de hechizar. hechizo, za. Práctica usada por los hechiceros para intentar el logro de sus fines.l hechicero, ra. Que practica la hechicería Que por su hermosura, gracias o buenas prendas atrae y cautiva la voluntad y cariño de las gentes. Niña hechicera. Estilo hechicero. Aquí el DRAE no se moja nada y hace un bucle con las tres palabras, para terminar aclarando muy poco. Lo que sí parece poder deducirse es que el hechicero influye en la voluntad de las gentes para lograr un fin. Si lo miramos desde la tradición, se ha considerado siempre hechicero a alguien que, dentro de una comunidad tribal o al menos en un grupo de población no muy numeroso, se encargaba de la salud física, mental y espiritual de la comunidad. Un personaje influyente que se encargaba de curar unas fiebres, conjurar la lluvia o la sequía, expulsar a los demonios del espíritu de algún vecino, salvaguardar las tradiciones, hacer vaticinios e incluso servir de árbitro en disputas por el poder en el poblado. Estaba considerado socialmente, y su labor era, hasta cierto punto, desinteresada. bruja. (Quizá voz prerromana). Mujer que, según la opinión vulgar, tiene pacto con el diablo y, por ello, poderes extraordinarios. En los cuentos infantiles tradicionales, mujer fea y malvada, que tiene poderes mágicos y que, generalmente, puede volar montada en una escoba. brujería. Conjunto de prácticas mágicas o supersticiosas que ejercen los brujos y las brujas brujo, a Embrujador, que hechiza Hombre al que se le atribuyen poderes mágicos obtenidos del diablo. Hechicero supuestamente dotado de poderes mágicos en determinadas culturas. Aquí lo del DRAE sí que es curioso. No hay ningún error. Si buscas brujo, aparece la última entrada que transcribo y si buscas bruja, aparece la primera. Es decir, no es lo mismo un brujo que una bruja. La culpa no es del DRAE, claro, éste no hace sino reflejar la realidad. Un acusado machismo. El brujo, aunque tienen la consideración de ponerle la coma y la a, para que nadie diga, es elevado a la categoría de hechicero e incluso de mago. Sin embargo, la bruja, es una señora que vieja, fea y malvada, que puede volar montada en una escoba. Según la opinión vulgar, claro. En lo que sí coinciden las dos acepciones es en lo de los pactos con el diablo y los poderes mágicos. ¿? Lo cierto es que las brujas y los brujos, que aunque menos populares también existen, son personas con conocimientos de botánica, curanderismo, y artes homeopáticas, que resuelven, mejor diríamos resolvían y siempre dentro del ámbito de la península Ibérica y en épocas muy determinadas, los problemas que la sociedad no quiere o no puede resolver por medios oficiales. Entiéndase un aborto, un bebedizo para hipnotizar, un remedio para el mal de amores, un veneno que acelere la percepción de una herencia, una cura para el mal venéreo, el remiendo de algún virgo, etc...Para ello se rodean de un ambiente sugerente que influya en el ánimo del cliente o del paciente, según sea el caso. persiguen un beneficio inmediato, en la mayoría de los casos, o un servicio a cambio del prestado. En mi opinión, los Akelarres, son casos muy localizados de histeria colectiva, que aparecen gracias a una proliferación de individuos de estas características en un entorno reducido. Me explico: El brujo o la bruja, en la época en que nos situamos, practicaba sus conocimientos de espaldas, lógicamente, a la autoridad y a la religión. ¿Por qué arriesgarse a salir en días muy determinados, montar un ritual que podía verse y oírse en varios kilómetros a la redonda, hacer prosélitos y adorar a Satanás o al Macho Cabrío o al Sumsumcorda? No es comportamiento de brujas. Más parece el culto a una religión, y no es por eso de extrañar que la Iglesia las persiguiese con saña. Por otra parte, la bruja o el brujo, no está considerado socialmente. Vive aislado, por la comodidad para su trabajo, la discreción para los clientes y el secreto que tienen que necesariamente mantener sobre sus actividades. Sin embargo, los brujos y brujas, siempre que no sacaran los pies del tiesto, como en Zugarramurdi y otros lugares, no solo fueron tolerados, sino que sus servicios eran utilizados tanto por el campesino, al que le arreglaba algún hueso, como por el señor; y sobre todo por el señorito. Si interesa el tema seguiremos hablando. Un saludo.

  14. #14 Brandan 06 de dic. 2005

    Por cierto, con respecto a las brujas. Es posible que el miedo que se tenía a estos personajes, reflejado ampliamente en la tradición popular, pudiera deberse a que las madres y abuelas de los niños, usuarias habituales de los servicios del brujo o bruja, contasen a éstos leyendas exageradas sobre su maldad, con el fin de evitar que se aceracasen a los lugares donde habitaban, y pudieran presenciar o escuchar algún tratamiento privado. Si esto es así, se pasaron con las historias trece pueblos.

  15. #15 Iridio 06 de dic. 2005

    En la antiguedad el beleño (Hyoscyamus niger) fue empleado en Europa como un importante ingrediente de los brebajes y unguentos de las brujas. No sólo reducía el dolor sino que inducía inconsciencia. Contiene agentes alucinógenos muy importantes, uno de los efetos típicos es la experiencia de volar por el aire y de profetizar acontecimientos futuros. permite a las brujas comunicarse con el mundo sobrenatural. Junto con la mandrágora y la belladona el beleño tiene una larga tradición en su uso como alucinógeno y plata mágica relacionada con la brujería. Las alucinaciones ocurren durante la transición de la vigilía al sueño inducido por la planta; se considera al beleño negro cómo la más potente, capaz de causar la locura. Los Egipcios ya conocian su uso según el Papiro Elbers, escrito en el 1500 A.C. Homero describe bebidas mágicas con efectos que indican que el beleño sería un componente principal. En la antigua Grecia se usaba como veneno, para simular locura y para permitir dotes proféticos. Se ha llegado a sugerir que las profetisas de Delfos se intoxicaban con el humo de las semills de beleño. En el siglo XIII el obispo Alberto el Grande informa que era usado por los brujos para conjurar los demonios.

  16. #16 Iridio 06 de dic. 2005

    En la antiguedad el beleño (Hyoscyamus niger) fue empleado en Europa como un importante ingrediente de los brebajes y pomadas de las brujas. No sólo reducía el dolor sino que inducía inconsciencia. Contiene agentes alucinógenos muy importantes, uno de los efectos típicos es la experiencia de volar por el aire y de profetizar acontecimientos futuros. permite a las brujas comunicarse con el mundo sobrenatural. Junto con la mandrágora y la belladona el beleño tiene una larga tradición en su uso como alucinógeno y plata mágica relacionada con la brujería. Las alucinaciones ocurren durante la transición de la vigilía al sueño inducido por la planta; se considera al beleño negro cómo la más potente, capaz de causar la locura. Los Egipcios ya conocian su uso según el Papiro Elbers, escrito en el 1500 A.C. Homero describe bebidas mágicas con efectos que indican que el beleño sería un componente principal. En la antigua Grecia se usaba como veneno, para simular locura y para permitir dotes proféticos. Se ha llegado a sugerir que las profetisas de Delfos se intoxicaban con el humo de las semills de beleño. En el siglo XIII el obispo Alberto el Grande informa que era usado por los brujos para conjurar los demonios. Desde los tiempos mas antiguos se conocían sus propiedades sedantes y se empleaba para aliviar el sufrimientos de los torturados o sentenciados a muerte. Cuando se iniciaba a nuevos miembros dentro del culto se les ofrecía un brebaje hecho con beleño para facilitar su participación en los rituales del sabat. Aquellos intoxicados con beleño sienten una presión en la cabeza, y la sensación cómo si alguien les cerrara los párpados a la fuerza, la visión se vuelve borrosa y experimentan las más inusuales alucinaciones visules, frecuentemente acompañadas por otras auditivas y gustativas. El sueño, interrumpido por sueños y alucinaciones termian la experiencia. Una potente mezcla de beleño, belladona y mandrágora (junto con grasa de un niño nacido muerto) se frotaba sobre la piel o se introducía en la vagina. Una investigación sobre brujeria en Europa en 1324 encontró en el armario de una mujer un frasco de pomada con el que ella untaba un bastón sobre el que se frotaba cuando quería. Más tarde en el siglo XV se recoge algo similar: "el pueblo cree y las brujas admiten que en ciertos dias y noches cubren un bastón y montan sobre él en el lugar acordado o se frotan bajo los brazos u otros lugares con vello (je,je,je...esto es mío). Galileo, en 1589 escribio que un hombre bajo los efectos de estas plantas se sentiría un pez o pájaro, o ganso y comería hierba, batiendo los brazos como alas.

  17. #17 Brandan 06 de dic. 2005

    Insisto, una bruja no es una pitonisa, ni una adivindora por el tarot, ni una sacerdotisa de ningún culto, ni una vidente, ni una nigromante. Para eso, cada cosa tiene ya su nombre. Relacionar el abuso de plantas alucinógenas con las brujas me parece desacertado. Cierto es que una bruja que se precie debe entender de plantas y preparados, pero eso no quiere decir que ande por ahí flipando a menudo y menos para para adorar al demonio. No discuto el uso de alguna de las plantas alucinógenas típicas como el beleño, la mandrágora, la belladona, el estramonio, la adormidera, el cannabis, la raíz de ruda, o de setas como la Amanita Muscaria, o componentes animales como las toxinas de algún sapo, para inducir trances en pacientes o como anestésico para operaciones traumáticas. pero es difícil admitir que las empleasen a menudo para su propio uso. Todo esto suena un poco a leyenda negra lanzada por curas, médicos y boticarios que verían en la bruja una competidora para sus lucrativos negocios. Por cierto, se me ocurre que una de las razones para que la brujería fuese practicada mayoritariamente por mujeres, podría deberse al hecho de que ciertas actividades a las que me refería anteriormente, estarían en aquella época reservadas a su género. Me refiero a servicios como los ya mencionadaos del aborto y la devolución de doncellas a su estado virginal, además de tratamiento de flujos y otras afecciones propiamente femeninas. Es posible que incluso fueran requeridos sus servicios, en épocas determinadas, para la asistencia en algún parto o para el suministro de algún anetésico eficaz que aliviase los dolores. La bruja y el brujo, son personas con conocimeintos científicos sólidos y una psicología y un saber profundo en artes curativas. Presentarlos como alucinados, adoradores del demonio y otras gaitas, sirvió muy bien a los fines de la Inquisición y otras instituciones que allanaron el camino a colegiados que debían abrirse paso en la escala social; pero es notable el hecho, repetido innumerables veces, en que el médico, que en la facultad no había aprendido gran cosa, recibía de la bruja o el brujo del pueblo o de la comarca una experiencia y un conocimiento impagables.

  18. #18 Brandan 07 de dic. 2005

    Muchas gracias, Rigel. Acepto, lógicamente, las discrepancias. No tengo dificultad en admitir que el conocimiento de brujos y brujas proviene de muy antiguo, probablemente desde el Paleolítico. Que en esta época se rindiese culto a divinidades femeninas es muy probable; las primeras estatuillas que aparecen, datadas en unos 35.000 años, son femeninas. Y podría admitirse que, durante no mucho tiempo, fuesen unidas brujería y sacerdocio. Sin embargo, en mi opinión, la brujería ya se practicaba antes que cualquier religión reglada y yo diría que el sacerdocio y la brujería son incompatibles. Tu mismo dices que la brujería es un conocimiento empírico, y es cierto. Mal casa eso con la práctica rígida de un sacerdocio que debe atenerse a normas y cánones con la menor variación posible. La bruja y el brujo, atienden mucho al cuerpo y nada al alma, desde el punto de vista religioso. Sí es cierto que su trabajo consiste muchas veces en influir en el ánimo del individuo, pero orientada siempre esta influencia a la consecución de un resultado inmediato, no trascendental. Por las mismas razones queda excluida, bajo mi punto de vista, la relación de la brujería con el satanismo. . Por otra parte, La Iglesia católica, en contra de lo que muchos creen, no fue especialmente violenta en la persecución de las brujas Por difícil de creer que parezca, incluso durante algún tiempo, las defendió. “En el año 1080 escribió el Papa Gregorio VII al rey Harald de Dinamarca quejándose de que los daneses tuviesen la costumbre de hacer a ciertas mujeres responsables de las tempestades, epidemias y toda clase de males, y de matarlas luego del modo más bárbaro. El Papa conminaba al rey danés para que enseñase a su pueblo, que aquellas desgracias eran voluntad de Dios, la cual deberían complacer con penitencias y no castigando a presuntas autoras. La sabiduría de esta postura se refleja también en una crónica eclesiástica, al referir el caso de tres mujeres, quemadas por envenenadoras y perdedoras de personas y cosechas en 1090, cerca de Munich, diciendo de ellas, que murieron mártires.” LA INQUISICIÓN Y LA BRUJERIA (Gustav Henningsen, Copenhague) Los países protestantes fueron sin embargo mucho más duros. Cabe la posibilidad de que en los Países Bajos se hubiese establecido la brujería como culto. Como dato anecdótico, reseñaré que en Lichtenstein, de una población de 3.000 personas, se ejecutó a 300 en los siglos XVI y XVII. ¿No son muchas brujas y brujos? Sin duda estamos hablando de otra cosa. Quizás aquí sí un culto prohibido o una excusa para eliminar católicos recalcitrantes. Es difícil de creer que, si La Iglesia Católica hubiese percibido el más mínimo tufillo a secta religiosa, no lo hubiese perseguido con más rigor, como hicieron los protestantes y como hizo ella misma con otras herejías. Admitiendo que quizás resulte exagerado tildar la brujería en general de ciencia, solo te diré que en la actualidad, algunas multinacionales farmacéuticas envían botánicos y doctores a visitar e incluso convivir con ciertos brujos de Sudamérica, donde todavía se practica un brujería tradicional, para averiguar las plantas y las dosis que se utilizan en tratamientos que sólo ellos conocen y que darán lugar después a nuevos medicamentos. En el contexto de sociedades menos avanzadas, un brujo o bruja pasaría por ser lo más parecido a un científico que se conocería. Un placer debatir contigo. Un saludo.

  19. #19 Iridio 07 de dic. 2005

    Brandan Lamento que la información que puse mi anterior mensaje haya podido interpretarse como peyorativa o tendenciosa contra las actividades o costumbres conocidas como brujería en la Edad Media Europea. La verdad que al haberla puesto yo sin preámbulo y sobre un tema como ese entiendo que pueda dar pie a malinterpretaciones. La idea era aportar datos sobre un aspecto de la brujería no bien conocido y peor interpretado como es el uso en sus prácticas, de plantas que alteran la conciencia. No es que haya muchos datos conservados que yo sepa (del tipo de los que puse en mi anterior comentario), pero ayudan a dar luz al fenómeno de la brujería en el pasado. Mi intención era mostrar la posibilidad de una continuidad de prácticas precristianas, de religiones nativas de Europa o Egipto hasta la Edad Media, que seguían usando plantas (para ellos sagradas) en sus rituales religiosos, como hacen los chamanes de hoy en día. Hay quien piensa que buscaban un estado de conciencia alterada, amplificación de los fenómenos paranormales, eXperiencias religiosas, visiones etc...Por supuesto que ese uso no tenía nada que ver con el actual de drogas recreativas y el componente judicial del tema. Sin embargo, la así conocida brujería, era a la vez una seria competencia para la iglesia cristiana y algo muy sospechoso para una religión (Cristianismo) heredera de la hebrea, que era la única de la antiguedad que veía a TODOS los dioses de los vecinos como demonios. Me parece excelente que escribas una información que corrige tópicos procedentes más de intereses políticos que de una recopilación de datos exhaustivo del pasado. pero de una manera parece como que fsí fueron eficientemente reprimidas por la iglesia, o tal vez la gente perdió interés en ellas. Tal vez fueron menos y menos practicas, se podría malinterpretar y peor entender, como que las brujas volaban literalmente sobre palos o escobas, cuando en realidad tal vez usaban drogas o preparados ancestrales, en prácticas que cómo tu apuntas puedan ser paleolíticos (lo que es fascinante). Que invocaban a los demonios fue la interpretación habitual de la cultura judeocristiana de tildar de éso a los dioses ajenos, a los que por tanto (dioses producidos de la destilaciónn del incosciente colectivo de dichos grupos humanos) ni se molestaban en entender o investigar. Sin embargo pudieron darse situaciones de abuso que causaron problemas o inquietud social. Por ejemplo, últimamente, en un fenómeno considerado reciente por los antropólogos, la magia negra se ha extendido entre los indios pueblo-Hopis del suroeste de Norteamerica -Book

  20. #20 Rigel 07 de dic. 2005

    Conozco la labor predatoria que multinacionales del fármaco realizan sobre los conocimientos curanderiles de muchas tribus (especialmente amazónicas). No sólo les “extraen” conocimientos, sino que además tienen luego la desfachatez de patentarlas. Hasta tal punto ha resultado escandaloso el tema que diversas asociaciones indígenas han presentado demandas judiciales contra este expolio cultural y hasta -creo recordar- ¡han ganado algunas!. pero eso y su derecho a reivindicar esos conocimientos no les convierte en conocimientos científicos ya que estos son los que resultan de la aplicación de una metodología completamente ajena a sus culturas. Entre sus conocimientos se mezclan el grano y la paja y coexisten tratamientos útiles con tratamientos y rituales completamente inútiles e irrelevantes para los fines que se persiguen. En cambio la metodología lo que pretende es precisamente separar el grano de la paja, lo relevante de los superfluo, lo cierto de lo supuesto, y aún mas allá, la ciencia pretende descubrir la explicación de porque se producen los efectos confirmados. Y, permíteme Brandan si me pongo un poco pesado en este tema, quizás no tenga mayor importancia respecto al fondo de tus intervenciones, pero es que abundan tanto en los medios de comunicación los pseudo-investigadores de temas como el curanderismo, la magia, los hechizos, y los tratamientos milagrosos, y tiene tanta trascendencia social -e incluso económica- su explotación del dolor ajeno (e ingenuo) que considero debemos esforzarnos de una vez por todas por colocar a cada uno en su sitio y no permitir ni dar pábulo a que se confunda ciencia con creencia ó experimento con experiencia, pues por muy respetables que puedan ser las segundas en el ámbito personal no tienen ningún derecho a atribuirse las cualidades de las primeras. Aún recuerdo al “mago” Paco Porras (con perdón de los magos que honestamente creen en lo que hacen y lo hacen en su ámbito personal) interpretando en TVE unas radiografías cerebrales y viendo en ellas (como si de manchas Rorschach se tratara) la imagen de un búho “amazónico” para proceder a efectuar el “diagnóstico” de una enfermedad. Y que te conste que el “tufo” escéptico de mis intervenciones no impide que haya estado interesado en la brujería durante muchos años. Ya sabes, al César lo que es del César ……

  21. #21 Rigel 08 de dic. 2005

    Aclaro por no haberlo hecho en mi anterior intervención que las multinacionales del fármaco someten los conocimientos “depredados” a los aborígenes amazónicos al correspondiente proceso de experimentación, depuración y aislamiento de principios activos, y son los resultados de este proceso lo que patentan, no las sustancias obtenidas directamente de los aborígenes. Pese a ello mi opinión es que aunque técnicamente pueda “colar” como legal en algunos casos, éticamente se trata de un expolio sin paliativos.

  22. #22 Iridio 09 de dic. 2005

    Absolutamente de acuerdo Rigel, por supuesto que no van a patentar las sustancias obtenidas de los aborigenes, porque eso no les daría dinero, las leyes de patentes no permiten patentar ningun tipo de medicina natural como plantas o sus extractos, incluso si la exacta fórmula o modo de aplicación/obtención es fruto o herencia tuya. Tiene que haber un proceso "quimico", por llamarlo de alguna manera, de elaboración para poder patentar tu producto. La rapacidad de la industría farmaucética es bien conocida, al menos en USA, eso no quiere decir que se haga mucho por controlarla. Por ejemplo han dejado de financiar unos experimentos muy, muy prometedores sobre virus que ayudan a curar el cancer. Los investigadores han conseguido que virus de la gripe manipulados genéticamente destruyan células cancerosas de forma selectiva. pero las farmaceúticas pararon la financiación, no hay que ser Einstein para imaginar por qué- demasiado barato- de todas maneras los científicos están siguiendo la investigación por su cuenta.

  23. #23 Cierzo 13 de mar. 2006

    En la historia de la brujería aragonesa se han hallado referencias documentales de la participación en aquelarres o conventículos en los siguientes lugares: Cenarbe (1497), donde el aquelarre recibe una denominación propiamente aragonesa Lanas del Bosc (es decir, «prado del cabrón», como el término vasco «aquelarre»); Pozán de Vero (1534), proceso de Dominga la Coja; Gotor (1588); Sesa (1603), Isabel Alastruey; Tamarite de Litera (1626); aparecen indicios de otro en el valle de Tena en la causa de Juan Larrat. Aunque en los documentos constan pocas indicaciones, los topónimos y la tradición permiten pensar que fueron más frecuentes que lo que nos muestra la historia procesal, aunque no llegaron a adquirir la difusión del país vasco.

  24. #24 pedro 13 de mar. 2006

    Un saludo. He procurado leer la documentación que hay publicada sobre brujería en Navarra -sobre todo procesos- y todavía estoy sin hacerme idea de qué era aquello. Probablemente fuera una mezcla de muchos factores: ignorancia, problemas de los señores, una manera de mantener al pueblo llano atado, una válvula de escape de la propia gente ante sus desgracias cotidianas, envidias, instrumento de ocupación castellana.. La Iglesia no fue tan dura como la fama que lleva y hubo clérigos sensatos que vieron que no había nada y así lo expresaban. Como dice Videgain, muchas de las acusadas de brujería habrían acabado en el Cielo. ¿Cómo explicar las malas cosechas, las desgracias, la muerte de ganado y otros hechos importantes para la vida de cada día? Los inviernos eran duros, las noches largas, los caminos malos, la ignorancia grande y la credulidad inmensa. ¿Habría algo más? Probablemente, miedo. Por cierto, en los documentos siempre aparece que se untaban con grasa para poder volar. Lo de la escoba parece cosa moderna o de películas, aunque Goya así las dibujaba. Una de Goizueta mal lo pasó hasta demostrar que la grasa de un perolo era de oso. No es un tema divertido: causó muertos y sufrimiento. Aún quedan historias de brujas por esa montaña, como la de Aburregeina que se volvía a dar la vuelta en la sepultura a pesar de que la volvían a dejar boca abajo. Bueno, un saludo.

  25. #25 pedro 13 de mar. 2006

    Un saludo. He procurado leer la documentación que hay publicada sobre brujería en Navarra -sobre todo procesos- y todavía estoy sin hacerme idea de qué era aquello. Probablemente fuera una mezcla de muchos factores: ignorancia, problemas de los señores, una manera de mantener al pueblo llano atado, una válvula de escape de la propia gente ante sus desgracias cotidianas, envidias, instrumento de ocupación castellana.. La Iglesia no fue tan dura como la fama que lleva y hubo clérigos sensatos que vieron que no había nada y así lo expresaban. Como dice Videgain, muchas de las acusadas de brujería habrían acabado en el Cielo. ¿Cómo explicar las malas cosechas, las desgracias, la muerte de ganado y otros hechos importantes para la vida de cada día? Los inviernos eran duros, las noches largas, los caminos malos, la ignorancia grande y la credulidad inmensa. ¿Habría algo más? Probablemente, miedo. Por cierto, en los documentos siempre aparece que se untaban con grasa para poder volar. Lo de la escoba parece cosa moderna o de películas, aunque Goya así las dibujaba. Una de Goizueta mal lo pasó hasta demostrar que la grasa de un perolo era de oso. No es un tema divertido: causó muertos y sufrimiento. Aún quedan historias de brujas por esa montaña, como la de Aburregeina que se volvía a dar la vuelta en la sepultura a pesar de que la volvían a dejar boca abajo. Bueno, un saludo.

  26. #26 Rigel 13 de mar. 2006

    He echado un vistazo al link indicado por Brandan: http://caldeiraodabruxa.homestead.com/Escola5.html En él mencionan a Stewar Farrar en cuyo libro (al que me refería en mi intervención de más arriba 05/12/2005 18:53:44) está basado el ritual que exponen. Stewar Farrar murió en el 2000: http://www.controverscial.com/Stewart%20Farrar.htm Su viuda, Janet, mantiene una página web en la que podéis encontrar amplia información sobre sus actividades actuales junto a Gavin Bone, así como fotografías de su época con Stewar cuando pertenecían al Coven de Alexander Sanders y Maxine. http://www.wicca.utvinternet.com/aboutus.htm

  27. Hay 26 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba