Autor: Víctor-M. Amela
martes, 01 de noviembre de 2005
Sección: Denuncias
Información publicada por: aladelta
Mostrado 42.606 veces.


Ir a los comentarios

Hubo una División Azul “roja”

Víctor-M. Amela. LA VANGUARDIA, jueves, 12 Mayo 2.005.

MARIONETAS De la División Azul yo no sabía más que eran héroes para unos y villanos para otros. Conocer su historia es deprimente: está urdida de crueldades, vilezas y miserias: es una historia muy propia de España en sus horas más negras. Moreno Julià la conoce como nadie y la explica con rigor y sin tópicos en “la División Azul”(Crítica), un estudio elogiado por sus colegas historiadores. Subtitulado “Sangre española en Rusia, 1941-1945”, su lectura es una lección de historia: enriquece ese final de la Segunda Guerra Mundial que ahora cumple 60 años y desvela los entresijos diplomáticos y políticos que, en la sombra, movieron como marionetas las vidas de tantas personas: algunas, octogenarias, aún sobreviven por aquí: otras quedaron para siempre bajo los remotos hielos de Rusia... VÍCTOR-M AMELA. Xavier Moreno Julià: Tengo 44 años, nací en Barcelona y vivo en Calafell. Soy doctor en Historia Contemporánea. Estoy casado y tengo dos hijos (5 y 6 años).¿Política? Creo en la honradez. Soy creyente, católico practicante. He investigado durante años la historia de la División Azul, y deshago el tópico de que “eran todos unos nazis”: Franco, al final, los abandonó. La División Azul, ¿qué fue? - Una amalgama de complejidades... ¿Falangistas españoles que ayudaron a Hitler contra Stalin?. - Hubo falangistas, ¡pero hubo también ex republicanos! Y hubo civiles y hubo muchos militares, algunos forzados... Y hubo muchos deshederados que vieron un recurso para sostener económicamente a sus familias, como Luis Ciges o Luis García Berlanga... ¿Cuántos españoles fueron en total? - Fueron unos 45.000 divisionarios, desde el verano de 1.941 hasta el verano de 1.943. Y lo que yo mantengo es que hubo tantas Divisiones Azules como divisionarios hubo. ¿Quién inventó la División Azul? - Dionisio Ridruejo y Serrano Suñer, quien al ver que Hitler invadía Rusia, propuso ayudarle al grito de “¡Rusia es culpable!”. ¿Culpable de qué? - De la guerra civil, de la represión roja en la retaguardia republicana, de todos los males de España: la División Azul (DA) fue hija de la guerra civil, fue su propagación... Pero fuera de España... - Sí. Iban a Rusia “a devolver la visita”. Iban sin uniformes ni utillaje para el frío, y Hitler los envió al frente norte, el más duro, en condiciones espantosas ¡y hasta ‘50ºC! Horrible odisea...¿Murieron muchos? - Unos 5.000. Hubo 8.700 heridos, 2.317 mutilados, 1.600 por congelaciones, 500 prisioneros, y 7.800 cayeron enfermos... ¡Un matadero! ¿Eran voluntarios? - Al principio eran voluntarios falangistas bajo mandos militares: ¡era 1.941 y muchos veían una victoria de Hitler! Pero en 1.943 la Falange tuvo ya que forzar levas para la DA. ¿Qué pensaban de la DA los aliados? - La veían como un “mal menor”: mejor eso que a que España entrase en guerra junto a Hitler. Cuando Mussolini cayó, entonces sí presionaron a Franco para que acabase con la DA. ¿Y por qué Hitler la envió al frente norte? - Hitler iba a enviarlos contra Moscú, pero los racistas generales nazis le dijeron que esos españoles eran unos desastrados, con el uniforme sucio, rijosos, indisciplinados... Y Hitler desconfió de tanto desaliño... - Sí. Fue un choque de mentalidades: la rigidez germana frente a la improvisación española. Llegaban con alpargatas y una manta... y con un altercado al llegar a Alemania. ¿Qué altercado? - Galanteo ibérico a algunas de las mujeres alemanas...ante sus maridos, oficiales nazis. Olé. - Más tarde, al conocer Hitler cierta acción de los españoles en el frente, trocó aquel desprecio inicial por una enorme admiración. ¿A qué acción se refiere? - A la gesta suicida del lago Ilmen, en enero de 1.942: para liberar a un batallón nazi cercado, 228 divisionarios cruzaron a pie el lago helado durante once días, a –50ºC... Conquistaron seis aldeas y socorrieron a los alemanes...pero sólo doce españoles quedaron ilesos: es decir, ¡hubo un 95% de bajas! ¡Qué locura! - Iba al frente Muñoz Grandes, que se lo contó así a Hitler: “hemos saldado la deuda de sangre que España tenía con Alemania”. ¿Por la ayuda nazi a la Guerra Civil? - Sí. Poco después, Hitler dijo por radio, en el Reichstag, que los españoles “son combatientes impávidos que desafían a la muerte”. Y creó una medalla específica para la DA, lo que no hizo con ninguna otra unidad! ¿Qué otras acciones protagonizó la DA? - Muchas. La batalla de Krasny Bor, en febrero de 1.943: la DA defendía la línea de ferrocarril Moscú-Leningrado y, embestidos por tanques, artillería e infantería rusa..., ¡murieron 1.125 españoles en sólo 24 horas! ¿Tan sacrificados eran aquellos hombres? - Sí. Y lo pasaban ya mal en el día a día: ¡alguno relata lo doloroso que era defecar a 50º bajo cero, cuando todo, todo se congela! Uh... - Por otro lado, la población local rusa, que odiaba a los racistas soldados alemanes, apreciaba a los españoles porque jamás maltrataban al pueblo, a los campesinos... ¿Qué pasó con los divisionarios cuando Franco decidió disolver la División Azul? - Algunos cientos se quedaron con los nazis, creando la Legión Azul: unos por los Balcanes, ¡y otra parte de ellos defendió Berlín hasta que cayó ante las tropas soviéticas...! ¿Y el resto? - Unos 80 desertaron y pasaron al Ejército Rojo: eran ex republicanos que aprovecharon para huir de España. Pero Stalin receló ¡y los metió en un campo de concentración! Pobres desgraciados, qué tragedia... - ¡Y, en esos campos, los rusos metían también a divisionarios apresados en batalla! ¡Otra guerra civil dentro del campo, pues! - Sí... hubo una DA roja: eran rojos que así podían redimir sus culpas de la Guerra Civil... O por mera supervivencia: ¡en la DA se les pagaban más del doble que a un obrero! ¿Cómo recibió Franco a los divisionarios que iban llegando de vuelta a España? - No fue agradecido. Sólo al principio hubo algún boato, pero pronto los abandonó. No lo entiendo...¿Por qué? - Porque Hitler era el perdedor. Y porque calibró que si les daba protagonismo, la Falange podría darse relumbrón a costa de eso. ¡Y decía Franco que no hacía política...! - En el País Vasco, por presión de trabajadores, se despidió de fábricas a ex divisionarios: acabaron mendigando por las calles... Cuánta miseria. - En 1.954 llega a Barcelona el barco Semiramis con 248 ex divisionarios, ¡tras 11 años de cautiverio en la URSS! Franco ordena disolver toda bienvenida: tuvieron que volver a casa cada uno por sus medios, como pudo.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 jeromor 29 de mayo de 2005

    Menudo historiador el tal Xavier Moreno Julia. ¡Cómo todo el libro sea igual de fideligno que la información que da sobre los republicanos de la División Azul! En el Semíramis volvieron a España 160 ex divisionarios y 80 pilotos republicanos (nada de desertores), de los aproximadamente 200 que, retenidos contra su voluntad en la URSS al terminar la guerra civil, se negaron a enrolarse en el ejército rojo porque la mayoría de ellos eran anarquistas. Detenidos de madrugada, despertados con el cañón de una pistola en la cabeza, y enviados en vagones de ganado al Gulag en Junio del 41, junto con los marinos de dos barcos mercantes retenidos en Odessa, cuando en el año 43 se corrió por los campos la voz de que iban a llegar más españoles (los prisioneros de la DA en Krasni Bor) los pilotos supervivientes (los marinos que eran más mayores ya habían muerto todos) salvaron la vida de aquellos que cuatro años antes eran sus enemigos mortales. ¡Nada de guerra civil en los campos! Por eso, cuando a la muerte de Stalin, tras 14 años de cautiverio en la URSS, trabajando como esclavos, los supervivientes fueron repatriados, Franco los recibió a todos igual. La bienvenida en Barcelona del Semíramis fue un acontecimiento nacional. Basta ver los Nodos de la época. Hubo hasta una especie de turné de cada uno por su provincia de origen, con homenajes y a todos se les dio trabajo en organismos oficiales. Mi padre, uno de aquellos pilotos republicanos, voluntarios del primer momento en la defensa de Madrid, con 16 años, y teniente piloto con 18 años, fue funcionario del INP hasta su jubilación. ¡Así se escribe la historia! Hoy que menudean los homenajes a los prisioneros republicanos en los campos nazis habría que homenajear también a los escasisimos supervivientes (algunos agrupados en la Asociación de Pilotos Republicanos ADAR), de aquellos jóvenes idealistas cuya juventud fue truncada por los terribles acontecimientos de aquellos años, Por cierto el héroe oficial de aquellos repatriados, el capitán Palacios, que escribió un libro e inspiró una película, Embajador en el infierno, fue, según testimonio de sus camaradas, un cobarde, que se escondió durante la batalla y abandonó a sus hombres, que sólos los soldados, protagonizaron una defensa épica, contra tropas cien veces superiores en número, en Krasni Bor.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba