Autor: eyna
miércoles, 25 de mayo de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: eyna


Mostrado 15.458 veces.


Ir a los comentarios

Los caminos de la arquitectura

Como se abren los cambios de la arquitectura en la historia.

arquitectura 'rompedora'

'pero, ¿le va a hacer una foto a eso tan feo?', no pude evitar reirme, pues sí,estaba haciendole una foto a la ampliación del museo Reina Sofia, alguien me dijo una vez, parece un autobús, ;-) pobre Jean Nouvell, bueno, podia haber sido peor, a su Torre Agbar en Barcelona, lo más bonito que le han llamado es el 'supositorio', tampoco gusta.......el darth vader de los arquitectos,siempre va de negro,incluso el casco de obra es negro. El Edificio Fòrum de Barcelona,proyecto del equipo suizo Herzog y De Meuron. Un triángulo con tres vértices,la filosofía del Fòrum,diversidad,sostenibilidad y paz, en azul klein,con textura de esponja.Tampoco acaba de gustar, 'quesito azul con tiritas de papel albal';-) ¿Ocurrió algo parecio con el Gugenheim? Intuyo que sí, hablo del ciudadano de a pie. ¿Que ocurrirá dentro de muchos años con estos edificios? ¿Se les valorará como obras de arte arquitectónicas? ¿Les falta eso, el poso de la historia? Miremos atrás, ¿encontrariamos ejemplos de obras arquitectónicas en desencuentro con sus contemporáneos? pienso en Gaudí. Su edificio de la Pedrera, ¿se entendió en su época?


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Lilit 25 de mayo de 2005

    De la misma manera que hoy en día la arquitectura, sea de museos, edificios, casas, comete verdaderas aberraciones hay obras que son maravillosas, mi gran duda es si los edificios actuales perdurarán en el tiempo como lo hicieron templos romanos, iglesias medievales... o simplemente son edificios de "usar y tirar". El edificio Guggenheim es una verdadera maravilla, merece la pena pasear por él y disfrutar de toda su estructura. Uno de los edificios actuales que me ha maravillado tanto por su diseño como por la capacidad que tuvo el arquitecto de integrarlo en el paisaje es una bodega riojana, la de Ysios, cuyo arquietecto Santiago Calatrava se ha merecido varios premios y personalmente creo que bien dados. Lo único es que tengo la sensación que muy pronto pasarán de moda, es como esos edificios de viviendas que hace un par de años estaba de moda y se forraban con azulejos, más bien baldosas, y hoy en día resultan horrorosos a la vista a los que sólo le quedan dos opciones o reformarlos para que no se vengan a bajo o derruirlos para construir otros. ¿Ocurrirá lo mismo con el Guggenheim?, hace un par de años el titanio parecía que se estaba oxidando, se ha limpiado pero tendremos que dejar pasar el tiempo para comprobar si son verdaderas obras de arte o simplemente son una moda y ya se sabe, la moda desaparece con el tiempo y el arte permanece.

  2. #2 silmarillion 25 de mayo de 2005

    Las ciudades crecen como crecen sus habitantes. Con el tiempo algunas cosas serán viejas, otras serán monumentos para la Humanidad. Pasa con todo. Como dijo Machado, todo pasa y todo queda.

  3. #3 zevlagh 25 de mayo de 2005

    Sobre el Guggenheim, escuché la anécdota de que, según el populacho, el arquitecto fue "Nomeo", debido a la escasez de excusados en su interior.

  4. #4 eyna 25 de mayo de 2005

    quizás un bonito ejemplo de continente y contenido sea el Museo Nacional de Arte Romano de Mérida de Rafael Moneo.

  5. #5 perejón 25 de mayo de 2005

    En fin, como para los occidentales ocurre con la muerte, que no se nos educa para asumirla y aceptarla, algo parecido ocurre con las obras arquitectónicas: se nos educa, o no, para asimilar ciertas tipologías, tratamientos o soluciones y a rechazar otras. Para los neófitos, lo mejor es lo "rústico", dicen, y la razón no es otra que se asume, sin mas, que de esa forma se acierta y se acepta por la gran mayoría. Una maderita sobre la puerta, una piedra en el zócalo, unos aplacados de fachada y se obró el milagro: parece antiguo. Pero no lo es; y todos, todos lo saben; pero es lo que se sabe y nada mas. Nadie multiplica sin saber la tabla de multiplicar; incluso se apartan de tener que encontrarse con la tabla de multiplicación, cuando no la conocen / conocemos. Lo que quiero decir -y torpemennte ni digo- es que falta cultura de la arquitectura, saber asumir el avance arquitectónico. Y no vale todo; avance arquitectónico es evolución desde el legado anterior, asunción de nuevas tecnologías y materiales e incluso nuevas formas de vivir y ocupar la habitación. Lo que los siglos nos dejaron es lo mejor de lo edificado estructuralmente. Hoy contemplamos asombrados el románico, por ejemplo, y hace doscientos años, de haber tenido medios dinerarios en cualquier pueblo palentino, burgales, etc, se hubiera derribado el invento y levantado en su lugar algo mas acorde con su mentalidad: una iglesia neoclásica que hoy a nadie hubiera atraido lo mas mínimo; o puede que no, que el románico siguiera siendo una mierda y todo el mundo estaría enamorado del clasicismo. Pero bueno, está bién que se comente sobre arquitectura, es tan raro que así sea; y eso que todos vivimos en casas, supongo. Puede que sea por esto por lo que no hblamos de ello. En fin, es hablar por hablar. mil perdones Salud

  6. #6 eyna 25 de mayo de 2005

    lo de Rafael Moneo me ha venido a la cabeza al leer a zevlagh, que susto! he pensando ¡a que le he endosado el Guggenheim a otro arquitecto !:-S

  7. #7 eyna 25 de mayo de 2005

    arquitectura perdurable en el tiempo. fijaos en la foto que acabo de subir. En el pie del artículo pone solo 'construcción celta de piedra', y la situa.¿podriais añadir algo más para documentar esa foto?

  8. #8 Lilit 25 de mayo de 2005

    Cierto se debería hablar más de arquitectura o al menos tener más conciencia que la arquitectura nos sirve como techo pero también nos debería alegrar la vista. No soy arquitecto pero es una de las profesiones que más admiro o incluso contradictoriamente también es una de las que mas "odio". La construcción de un edificio, sea para vivienda, oficinas, ocio tendría que formar parte de un proceso exquisito desde el dibujo en el plano, la selección de materiales pasando por la colocación de la primera piedra hasta la última. Hay algunos que se quejan de falta de presupuesto, no creo que sea falta de presupuesto sino de gusto y de pasión por la profesión, sea el arquitecto, el constructor, el albañil y quien lo compra. La gente no suele darle importancia ni al sitio donde viven ni a como está hecho, cierto que muchas veces tal como está montando el sistema de vida no hay tiempo ni presupuesto para hacer la casa ideal de cada uno, pero creo que los constructores y los arquitectos se deberían concienciar un poquito de que alegrando la vista de los compradores a lo mejor hasta ese préstamo desorbitante se pagaba un poquito más feliz. Y con el tiempo las ciudades seguirían siendo hermosas, ni quiero imaginarme como pueden ser determinadas zonas dentro de 50 años, entre las grietas, el óxido, las rupturas... Hay sitios que solo con verlos se nota que fueron hechos con pasión y tal vez esos sean los que perduren, son capaces de transmitir generación tras generación su grandeza. Conozco una cervecería que tiene unos 100 años y fue reformada varias veces pero curiosamente la barra siempre ha permanecido, ¿motivo?, no lo sé pero es la barra de bar más cómoda que he tenido el gusto de conocer. Tal vez parezca una bobada pero alguien me dijo que tenía las medidas de perfección absoluta, y así en escaleras que a pesar de tener muchísimos peldaños es muy cómodo subir por ellas o puentes que a pesar de tener una altura impresionante no te producen vértigo, chimeneas que calientan la vivienda consumiendo poca leña y sobre todo de las que no sale el humo hacia la estancia al encender el fuego y así desde lo más pequeño hasta lo más grande. Si se tuvieran en cuenta unas proporciones, una elección de materiales, un estudio del entorno fijo que en nuestras calles habría más arte y tal vez fueramos un poquito más felices, dicen que con los ojos también se come. Si, creo que se debería hablar más de arquitectura.

  9. #9 Sdan 25 de mayo de 2005

    La ampliación del Prado, del mismo Moneo, es un auténtico horror, estropeando la armonía del lugar, junto a los Jerónimos. Que lo tiren!!! :-P

  10. #10 perejón 26 de mayo de 2005

    Lilit, comparto tu pasión y tu pesar por las cosas de las casas. Y también mucho de lo que dices. La construcción y sobre todo la urbanización, son un negocio; un gran negocio. Esto lo marca todo; la arquitectura no está exenta de pasión, apasionamiento y bajas pasiones. Pasión, la de quienes planean la urbanización cuando intentan que sea armoniosa, integrada en el paisaje, con zonas de esparcimiento, juegos, etc; la de quienes planean la vivienda -arquitectos y promotores privados (uno mismo)-, cuando ponen su ilusión y sus conocimientos para que la casa "funcione" (eso que hace que la casa sea facil de vivir), que se integre en el conjunto ya edificado y que no destaque especialmente, mas que por su armonia (aquí suele fallar el propietario; trata de que su casa destaque del resto). No, no dejaré al arquitecto sin su culpa; este quiere hacer las cosas bién, pero ..., eso de convencer al señor, a la señora, al hijo, etc., de lo mas adecuado, cansa mucho; y que coño, si al final te preguntan: pero podré cambiar lo que yo quiera, no?; entonces, para que pelear en lo que está perdido, si al final van a hacer lo que se les ponga en el pito, y no escucharán mas que a su cuñado, que conoce a un constructor que le ha dicho... En fin, una mierda. Pero mira, hay gente que sabe lo que quiere; estos son tercos, pero cediendo y tratando de comprender sus razones se obtienen resultados. Mira tu por donde. Y aquí es donde se hace arquitectura. Aquí nace al apasionamiento; de constructores (que también los hay apasionados y con ganas), de arquitectos (en este nuestro terruño los hay muy, muy buenos; solo es preciso dejar hacer), y los propietarios, que como Dios, deben apretar, sin ahogar, a los anteriores. Y las bajas pasiones. La codicia de ganar millones. De los urbanizadores, que venden lo que compran antes desorbitadamente a triple desorbite (cajon de sastre de todo tipo de secuaces sin escrúpulos); de compradores ciegos dispuestos a pagar lo que sea para vender un 50% mas caro a los seis meses, sin pensar que ese piso es un bién destinado a vivir, no a dejar sin vida a quienes no alcanzan a esos precios; de arquitectos, que firmando cualquier cosa, santifican lo que nunca podrá estar en los altares. En resumen; tanto hablar y resulta que no he dicho nada de la arquitectura. Con alguien comenté hace algún tiempo por estas páginas una frase posfacio de un viejo programa de radio3 (diálogos con la música), que decía: BUSCAR LA BELLEZA, ES LO ÚNICO QUE MERECE LA PENA EN ESTE COCHINO MUNDO, (Ramón Trecet). Salud

  11. #11 zevlagh 26 de mayo de 2005

    El programa es Diálogos3, y si bien es viejo, sigue en pie, osea que debe estar construido sobre unos buenos cimientos...

  12. #12 dalare 26 de mayo de 2005

    Hola. Hace mucho tiempo que no escribo por aquí, pero ya que ha salido este tema, me gustaría dar mi opinión. Se han planteado muchas cuestiones, y todos tenéis algo de razón. La incomprensión hacia la arquitectura contemporánea (más o menos justificada) se debe tanto a un alejamiento cultural del profesional con respecto a la persona de la calle como a una falta de interés por parte de esta misma persona. Así pues, mientras siga habiendo tantos arquitectos gustosos de metáforas rebuscadas y carentes de sensibilidad para con el espíritu del lugar, y gente sin una mínima inquietud por la arquitectura y la ciudad, todo seguirá igual. Creo que la gran mayoría de los grandes edificios considerados hoy vanguardistas o espectaculares serán olvidados y desaparecerán. Lógicamente, habrá otros que perduren, pero ello se deberá tanto a su valor intrínseco como al ciudado que se les aporte; sin esto último, lo anterior no servirá de nada. Y por último, como profesional del ramo, debo decir, lamentándolo mucho, que el gran promotor privado, salvo rarísimas excepciones, sólo busca su beneficio económico. Y el arquitecto, ante la perspectiva de "si no lo hago yo, al final lo va a hacer otro", acaba cediendo a las presiones. Y lo de la especulación inmobiliaria, mejor no hablar, porque me hieve la sangre de impotencia al ver cómo los edificios antiguas de los cascos históricos, adquiridos por grandes empresas, se dejan arruinar para levantar pisos de lujo, y cómo el suelo suburbano se acapara por las grandes fortunas para levantar bloques de viviendas caras, carentes de cualquier atisbo de lo que llamamos belleza, y se talan árboles de todo tipo o se vallan terrenos verdes para su disfrute privado como campos de golf.

  13. #13 perejón 28 de mayo de 2005

    "si no lo hago yo, al final lo va a hacer otro", dices; y es cierto Y si al final lo hace otro. Entonces, como actuar?. Que es lo ético, no hacerlo?, intentar hacerlo, pese a todo, confiando en que uno conseguirá reconducir el asunto, algo?. Tu sabes de lo que hablo, Delare. Pero, y la arquitectura? Hablemos de arquitectura. Cuales serán esos edificios que no verán el siglo XXII?; ya se, es muy dificil predecir esto, y dependerá de mentalidades que hoy no podemos casi ni intuir; o puede que si?, que sea china y su egocéntrica mentalidad (mayor a la occidental, y tiene cojones), dada su capacidad inmensa para colonizar de modos diversos el mundo restante. Bueno, China es tan grade que puede que salte en mil pedazos; pensemos que en esta nuestra España en 100 Km. parece que cambiamos de continente, pues mira tu en ese "peazo pais". Bién, a la arquitectura; cuales sobreviviran? Yo pienso que aquellos que, independientemente de sus virtudes estéticas, "sirvan" para los fines propuestos inicialmente o los que les sean adjudicados con el tiempo. Sufrirán modificaciones (casi siempre para peor), pero si sirven, se salvarán, y serán codiciadas piezas de especulación, nuevamente; el mundo mantiene ciertas constantes inalterables y la acumulación de riqueza es una de ellas. Yo personalmente creo mas en la ingeniería, en las soluciones esencialmente prácticas (pero no solo prácticas); estas perduran por que sirven, y en este bendito gremio del hormigón y el ladrillo, uno se regodea en demasía en buscar el "sello personal". Nuestra arrogancia es tal que buscamos perpetuamos en nuestras obras con "soluciones de mierda", que en ocasiones, de puro inutil, no sirven. Conozco a compañeros que malamente conocen normativas sectoriales inaplazables en una vivienda, -como la calefacción-, que no plantean soluciones tán básica como esto, o que lo hacen proponiendo sistemas desproporcionados, carísimos o ineficaces, para cumplir con el proyecto, pero que ni a corto plazo le sirven a los usuarios de la vivienda; y como esto muchas otras cosas. Los materiales inapropiados, alejados constructiva, funcional, y estéticamente de las soluciones tradicionales en un entorno totalmente rural. Basadas en normativas urbanísticas (que cumplen, sin duda, y esto es lo peor) que solo sirven para cubrir el expediente (nunca mejor dicho). Un pueblecito, por ejemplo: Artieta, (Bu), con casas cúbicas norteñas, muchas de indiano originarias del siglo XVIII. Precioso pueblo; en el centro existe una casa prefabricada de madera con la configuración de una barraca valenciana, so pretender sea una casa alpina. Es solo uno de miles de casos incntestables. Bueno, que aporten otras personas también y aprendamos todos algo, especialmente de la sensibilidad y deseos de quienes no están viciados por este gremio. Salud

  14. #14 Tarsis 31 de mayo de 2005

    De los edificios mencionados, no me gusta nada de nada el 'quesito' de los suizos, el 'supositorio', no lo he visto acabado, así que, prefiero no opinar, pero me encanta el Guggen (como decimos en Bilbao), y también el museo Romano de Moneo. Yo soy arquitecto, así que, tengo una opinión sesgada, por decirlo así. Pero la verdad es que el Guggen sí que gusta a la gente de la calle, por mucho que al principio causara conmoción... En cualquier caso, creo que hoy en día estamos siguiendo un camino erróneo e inmovilista que no es bueno. Especialmente, en España. He estado en Londres el finde pasado, y me alegró ver cómo los ingleses, tan apegados a sus tradiciones, son capaces de integrar arquitectura moderna con su arquitectura antigua. Como siempre se ha hecho, por otra parte. ¿Cómo son nuestras catedrales, comenzadas con estilo románico, continuadas en gótico y algunas, como la de Compostela, rematadas con torres barrocas? ¿o la de Pamplona, cuya portada es neoclásica? ¿Qué me decís de la Giralda de la catedral de Sevilla, cuyo remate barroco culmina una torre de arquitectura puramente árabe? Son edificios que nunca hubiéramos llegado a ver si nuestros antepasados hubieran evitado la innovación. Por supuesto que ahora hay mucha mala arquitectura. Como siempre la ha habido. Lo que pasa, es que sólo sobrevive lo bueno. Muchos edificios actuales desaparecerán, y sólo unos pocos se mantendrán en pie y pasarán a la Historia.

  15. #15 eyna 18 de oct. 2005

    http://www.arsvirtual.com/arsvirtual/arsvirtual.jsp ¿Qué es arsVirtual? El programa desarrollado por Fundación Telefónica arsVirtual ofrece a los internautas una oportunidad única, conocer cómodamente a través de la pantalla del ordenador algunos de los principales monumentos de España y América Latina gracias a las grandes posibilidades que ofrecen las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Agrupadas en tres categorías, Templos, Reales Sitios y Otros Monumentos, cada una de las visitas permite conocer en realidad virtual en tres dimensiones vía Internet todos los detalles y los secretos, algunos no accesibles al gran público, de nueve templos y siete Reales Sitios, a lo que hay que sumar el Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife. Además, arsVirtual es un programa vivo, al que poco a poco se irán incorporando nuevas recreaciones virtuales. Los templos que se encuentran disponibles en este momento son: las catedrales de Cuenca, Mallorca, Oviedo, Valencia, la Sagrada Familia de Barcelona, La Seo de Zaragoza, la catedral del Cusco de Perú, el Monasterio de Suso y también, la Primada de Toledo, que junto a la Sinagoga del Tránsito y la Ermita del Cristo de la Luz constituyen un proyecto conocido como Toledo y las Tres Culturas. En cuanto a los Reales Sitios, están disponibles el Palacio Real, el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y los Reales Sitios de Aranjuez, El Pardo, La Granja y Riofrío y La Almudaina de Palma de Mallorca. A esto hay que sumar, la posibilidad de conocer el Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife, considerado Patrimonio de la Humanidad. Cada una de las recreaciones virtuales ha sido realizada partiendo de una labor previa de varios millares de fotografías, de manera que constituyen un fiel reflejo de la realidad, una visita que se puede realizar de cuatro maneras diferentes, de forma guiada, libre, privada y rápida. Todo ello para que el visitante pueda pasearse por los edificios como si realmente estuviera allí, con total libertad de movimientos tanto por el interior como por el exterior de estas joyas de nuestro patrimonio artístico y cultural.

  16. #16 eyna 18 de oct. 2005

    '....que en nuestras calles habría más arte y tal vez fueramos un poquito más felices, dicen que con los ojos también se come....' lilit dixit. Al volver a leer el artículo me ha venido a la cabeza lo de '...buenos ambientes, hacen buenas personas' aplicado al urbanismo, la corriente de 'monumentalizar' los barrios con fuentes, esculturas, pequeñas muestras de arte.......'esponjearlos' con plazas que abriguen encuentros para gente diferente, cambiantes como la luz del dia.....y pequeñas tiendas que son las que dan vida a los barrios. La cultura de las grandes superficies en su mínima expresión.Eso es calidad de vida. populismo? sí, gracias! :-)

  17. Hay 16 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba