Autor: Irluachair
martes, 17 de mayo de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Irluachair


Mostrado 50.551 veces.


Ir a los comentarios

Las tierras de la poesía: Andalucía e Irlanda

Andalucía e Irlanda como lugares con una tradicción poética y literaria muy destacable.

Se suele decir que Irlanda es la tierra de la poesía. Es increíble cómo un país tan pequeño ha dado tantos genios literarios, mundialmente conocidos.

En el aspecto poético, Irlanda cuenta con muchos poetas o bardos legendarios, y un corpus poético antiguo y medieval impresionante. Mientras, en los tiempos modernos, como poetas internacionalmente reconocidos, tenemos sobre todo a Yeats y a Seamus Heaney, ambos premios Nobel.

En cuanto a la narrativa y el teatro, es increíble el número de narradores y dramaturgos importantes mundialmente reconocidos que ha dado Irlanda, para ser un país tan pequeño. Un país que cuenta con nombres como Joyce, Becket (premio Nobel), Oscar Wilde, Synge, Bernard Shaw (premio Nobel), Flann O'Brien, Bram Stoker, Arthur Conan Doyle, etc...

La literatura andaluza no cuenta un número de escritores, sobre todo narradores en prosa, tan importante para la cultura mundial como el caso de Irlanda, pero es que el caso de Irlanda es inigualable, casi ningún país lo puede superar. Pero se le acerca mucho.

Sin embargo, es sorprendente el número de poetas importantes que ha dado Andalucía. Como los más importantes, reconocidos universalmente, tenemos a Góngora, Gustavo Adolfo Becker, Federico García Lorca, Juan Ramón Jimenez, Antonio Machado, Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, dos de ellos Juan Ramón, y Aleixandre, premios Nobel (dos justamente como Irlanda). Andalucía ha sido la región española que más buenos poetas ha dado, esto es muy evidente.

En el siglo veinte la generación poética más importante, la generación del 27, contaba con mayoría de poetas andaluces, como Luis Cernuda, Luis Rosales, Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, que junto a Lorca y Alberti, eran el alma de todo este movimiento que ha sido tan reconocido por la cultura española y universal.

También andaluces eran los poetas Manuel Machado, Fernando de Herrera, Diego Hurtado de Mendoza, Espinosa, Soto de Rojas, y narradores como Ángel Ganivet, Juan Valera, José Cadalso, Fernán Caballero, Francisco Delicado... que han sido poetas y escritores fundamentales de la literatura en castellano.

Decididamente, Andalucía es una tierra con una vena literaria muy fuerte.

En cuanto a la literatura antigua, Andalucía ha tenido el problema de haber sufrido varias fracturas históricas y culturales, principalmente con la reconquista y la expulsión del Islam, lo cual parece ser el motivo de que se haya excluido de la cultura oficial algunas manifestaciones literarias que se han dado en esta tierra, como la literatura árabe-andalusí.

Si nos remontamos a los romanos, curiosamente uno de los grandes poetas latinos, Lucano, poeta épico autor de "La Farsalia", era andaluz de Córdoba, lo mismo que Séneca.

Pero la poesía andaluza tiene gran tradición, y lo mismo que en Irlanda, Andalucía contó con una edad legendaria en cuanto a su poesía, y esa es la época musulmana, la poesía de Al-andalus, con poetas que por suerte o por desgracia son reconocidos como grandes poetas en los países árabes, y en la historia de la literatura, pero que aquí no cuentan en los programas oficiales, por pertenecer a una lengua ajena a nuestra tradición en lengua castellana más inmediata.

En Al Andalus había un fervor poético desmesurado, existían escuelas de poesía y existía un ideal de vida en todas las cortes y ambientes aristocráticos basado en una especie de epicureismo poético, que se embelesaba en los placeres de la vida, en el sentimiento del amor, en la poesía, cuyos símbolos eran el vino, la belleza femenina, el jardín etc... La obra más famosa de este ideal, es "El collar de la paloma" de Ibn Hamz de Córdoba, una cumbre de la poesía amorosa en el mundo Árabe.

Otros grandes escritores andalusíes son Ibn Quzman; Mutamid, el rey poeta de Sevilla; el místico Al Arabi (aunque era de Murcia); Abú Bakr, Boabdil, Ibn Zamrak, Zaydum, Jatib, y muchos más...(también hay que mencionar al filósofo Averroes, entre otros muchos escritores como figura importante de la época) todos ellos hicieron vivir a Alandalus un momento de verdadero esplendor poético, una edad de oro de la poesía comparable al esplendor de la tradición bárdica de la poesía irlandesa.

En fin, sirva esta introducción para demostrar que Andalucía es una tierra con una gran tradición y un fervor poético destacable en el mundo, comparable al caso irlandés, lo que todavía hace más sorprendente la afinidad y los paralelismos que se pueden comprobar entre ambas culturas.




-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Irluachair 30 de mayo de 2005

    "No fueron árabes los expulsados de España, fueron musulmanes de la Península Ibérica: celtíberos, hispanomusulmanes, exterminados por españoles cristianos
    Entresacamos del libro "Reseña histórica de la conquista del Reino de Granada " de D. Leopoldo de Eguilaz Yánguas un párrafo en el que podemos leer los siguiente (pag. 69-70):

    "Léese en Almaccarí, que entre los pretextos aducidos por los cristianos para hacer abjurar a los musulmanes su religión, se contaba el especioso de decirles: 'Tu abuelo era cristiano y se hizo musulmán; pues hazte tu ahora cristiano'.

    Y la siguiente nota al pié:

    "Esto viene a corroborar el hecho de componerse la población de Granada de cristianos renegados, como lo aseguraron Su Santidad el Papa Clemente V, a la sazón del Concilio de Viena, los embajadores del rey D. Jaime II de Aragón, según se lee en Jerónimo de Zurita y el Padre Juan de Mariana. Que, con efecto, la inmensa mayoría de los habitantes de aquella ciudad famosa se componía de elches, enaciados o tornadizos cristianos, ....' de doscientas mil almas que hacía en la Ciudad de Granada, aún no eran las quinientas de la nación Africana, sino naturales españoles y godos, que se habían aplicado a la ley de los vencedores'"

    Y en otro lugar:

    Hablando de la entrada de Gonzalo Fernández de Córdoba en el popular arrabal del Albaicín:

    "Otro día al Albaicín venido por mandamiento del rey (Boabdil), rogó a Gonzalo Hernandez les hablase, pues allí había aljamiados y asaz declaradores" (V. Pérez de Pulgar, "Breve parte de las hazañas del Gran Capitán")

    Hasta la guardia real de Muley Hacén se componía, al decir de Hernando de Baeza, de setecientos caballeros cristianos renegados, muchos de los cuales ejercían importantísimos cargos en la corte granadina."

    Tampoco hay ningún motivo que nos haga pensar que esas conversiones habían sucedido solamente en el último periodo de la historia de al-Andalus, en el que hay muestras de que tanto el poder como el din de los musulmanes se encontraban en un momento de debilidad, sino que es lógico pensar que a lo largo de los siglos de presencia musulmana en la península, muchos de los que se "llamaban conversos" en realidad lo habían sido sus antepasados varias generaciones atrás. Es decir, eran musulmanes nativos, autóctonos, al igual que los bosnios son un pueblo eslavo musulmán o los Sudaneses son un pueblo musulmán africano ( árabe solamente por adopción de la lengua)."

  2. #2 Irluachair 01 de jun. 2005

    Okeanos, ya está bien de complejos y censuras...

    Cuando me hablas de vikingos y me los identificas o me estableces una cadena de conexión con los noruegos actuales sin mayor problema, a pesar de que desde hace siglos cambiaron de religión, dejaron el paganismo por el cristianismo, y cambiaron todas sus costumbres etc...

    Cuando estás dispuesto a hablar de castellanos medievales y a entender una continuidad hasta incluso sus herederos culturales en América o en Andalucía, o en la España actual...

    Cuando continuamos hablando de Irlandeses, y a pesar de haber sufrido una colonización brutal por parte de los ingleses, haber cambiado su lengua, toda su estructura política, social etc etc...

    En resumen cuando hablas de cualquier pueblo, estás dispuesto a hablar de conexiones en la historia, herencias culturales directas etc... a pesar de que resulta que todos estos pueblos han sufrido tantos cambios que nadie los reconocería, aunque sólo sea por el paso de la modernidad...aparte de todos los avatares históricos...

    Sin embargo, ¡ay!...llega el momento de hablar de Andalucía, y empiezan los problemas...podemos ser medio castellanos (aquí no ves problema en ver esa continuidad, un continuo histórico llamado castilla o castellanos), pero poco o nada andalusíes; podemos tener mucho de latinos, pero nada de andalusies; podemos tener algo de turdetanos, o incluso, de fenicios, pero nada o muy poco de andalusies...casi ni se puede mencionar...noto todo tu recelo y tendencia a la negación constante.

    ¿Todo este rechazo automático porqué?...sencillamente porque existe un mecanismo de negación debida a la asociación de Alandalus con Islam, que empieza a funcionar en la mente, producto de una inmensa represión de varios siglos.

    Cuando leo estos poemas de arriba de escritores andalusies, siento muchas más conexiones como andaluz con esta sentimentalidad, con este pathos, estas forma de ser y de sentir que transmiten...esa efusividad, esa fijación rabiosa por la vida, la hipérbole, la burla...que la mayoría de las cosas que me puedan llegar de Castilla...por no decir nada, a pesar del machaque constante con Quijotes, con Lazarillos y Cides...

    A su vez siento conexiones entre estos poetas andalusíes y los poetas andaluces modernos, siento a Cernuda, a Lorca, a Aleixandre etc

    ¿De donde surge el error?.No se trata de entender Alandalus como una especie de esencia de cultura arábiga. Leo a Aben Quzman, o a Ibn Hazm, y veo a un latino o a un turdetano (o mejor dicho a un heredero de estas culturas), a un habitante de la bética en ese momento histórico, expresando quizás experiencias parecidas de la vida y de una cultura llegadas desde siglos anteriores. Es sorprendente el paralelismo que veo entre obras romanas como el Satiricón de Petronio, y todo esto que expresan los poetas andalusíes...ese epicureismo, el goce de la vida....la conexión quizás sea el mediterráneo.

    En todos los lugares se aceptan esas permanencias culturales desde la antigüedad...en Galicia, hay elementos culturales galaicos o castreños; el Valencia de los Íberos, en Castilla, de los celtiberos y de los godos...pero sin embargo llegamos a Andalucía, y estamos dispuestos a ver restos fenicios, tartésicos, turdetanos, latinos, castellanos...pero al llegar Alandalus, actúan los censores y debemos parar de contar...resultó que no quedaron ni andalusíes, y no podemos hablar de ser herederos de Alandalus...aunque luego contradictoriamente se siga dando crédito a todos los elementos culturales anteriores como latinidad, ibericidad etc... que hayan llegado hasta la actualidad, a través necesariamente de Alandalus. Total contradicción.

    Si Alandalus fue algo, contenía a toda la población ancestral de la bética y su cultura...es verdad que con algunos nuevos elementos culturales, una lengua y una religión nueva, pero no se puede totalizar todo a Islam, lo mismo que hoy día no se puede totalizar todo a cristianismo ( siendo en realidad casi paganos), ni en la antigüedad todo a latín...

    Las religiones, incluso las lenguas, pasan por encima de los pueblos, pero hay muchas cosas que se mantienen o van evolucionando sin perder esa conexión...es una cadena.

    Tu te puedes sentir castellano si a ti te place todo lo que quieras, pero a mi no me puedes negar sentirme mucho más identificado con la cultura andalusí que con la castellana, no con la árabe, SINO CON LA ANDALUSÍ, con mucha mayor causa de ser...y no tiene nada que ver con que Alandalus se asocie con Islam.

    No digo que soy andalusí, soy andaluz y Alandalus forma parte de mi cultura, sentida con mucha más fuerza que Castilla...

    Si niegas que Andalucía no se puede conectar con Alandalus, niega entonces que España no se puede conectar con Castilla...y que si todos estos entes son cosas aisladas, y no hay conexión histórica ni cultural, ni en el tiempo, ni en el espacio, entonces hazlo con todo, no sólo con Andalucía, para permitir sólo la conexión que te interesa por razones políticas: Castilla..

    De verdad que me repugna todo el complejo creado e inculcado


  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba