Ir a los comentarios

Texto retirado por el administrador Silberius
Motivo: Borrado a petición del autor

Retazos de ideas en los tiempos vertiginosos que vivimos.

Hace mucho tiempo que deje de leer publicaciones de tipo ecologista o naturalista a las que fui muy aficionado en mi lejana juventud. La razón, aunque tenían razón, por la que dejé de hacerlo fue por el mal cuerpo y la mala leche que se me ponía cada vez que hojeaba una de estas revistas. El no va más del mal cuajo se me ponía al llegar a la sección de denuncias. Allí estaba escrito lo que yo iba observando en mis salidas al monte. Afortunadamente, aunque la voracidad de los grupos empresariales megamultinacionales es inmensa y despiadada, cada vez observo un número mayor de personas que comienzan a ser conscientes del gran engaño al que nos tienen sometidos. El sistema comercial-consumo-capitalista nos obliga en progresión geométrica a padecer unas condiciones de vida absurdas, que en el fondo no llegan a satisfacer nuestros deseos reales. No hace falta explicar más para quien sabe someramente de que hablo. Quien no lo sepa, posiblemente sueñe con que su felicidad llegará cuando tome posesión de las llaves del adosado, acompañado del lote: pareja, niño, perro, monovolumen y buhardilla convertida en estudio. Bien. Pues entre este gran hormiguero del sistema capitalista (los comunistas eran abejas), resulta que cada vez hay más libelulas. Algunas religiones centenarias como el catolicismo, ante la duda de modernizarse o morir, han entrado dentro de la rueda mercantilista, utilizando sin tapujos los medios de idiotización del sistema "trabaja-gasta-trabaja". Mientras, las pobres ovejas, desamparadas buscan algún pastor nuevo para organizar el rebaño. Algunas balan hacia oriente, hacia los dioses precolombinos, las energías visibles y no visibles y algunas incluso están esperándo esa nave de extraterrestres sabios que los libere de tanta tontería e infelicidad. Acostumbrados a que nos prepararan espacios sagrados, mientras otros se encargaban de especular con los terrenos no sagrados, estamos desorientados en la busqueda de la magia y el estar bien. Ya se ha dado el pistoletazo de salida para la busqueda de las ovejas desperdigadas por el campo; el pastor más agudo se llevará mayor rebaño. Timidamente, se habla de politeismo. Muchas miradas se dirigen a las ideas naturalistas de los antiguos europeos precristianos. La idea es atractiva. pero quizás no se trate solamente de buscar lugares y objetos sagrados, sino en comprender la sacralidad de todo. La idea de que vivimos en un mundo sagrado, animado. Recuperar de alguna manera esa vida simple y rica, con la experiencia de lo vivido en los ultimos tiempos tan vibrantes; con toda la información que tenemos. Alguien tiene que descubrir el inicio de esa senda. Nuestro futuro pasa obligatoriamente por idea de mundo en que arrasar un bosque sea un verdadero sacrilegio.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 25 de abr. 2005

    Según la Interpol (los tíos burros publicaron las conclusiones de un congreso secreto en la prensa...) , para el anho 2050 confluirán las sectas satánicas y la izquierda radical, vía movimiento eco-feminista... A ver, éstos llaman "satánico" a todo lo que se mueve. En Islandia, Brasil e India (países donde YA se está librando la última batalla entre los expoliadores monoteístas y los Hijos de Gaia) el movimiento ecologista hace mucho tiempo que confluyó con el feminismo. En Escandinavia, el movimiento feminista está enarbolando la bandera de la maternidad... por qué la mujer quiere ser igual a un hombre si es superior? En India hay un grupo que se llama Tchiko o algo así, que hace unas cosas INCREIBLES. Aquí en Belo Horizonte, hace dos semanas ví a dos negritas de unos catorce anhos con el uniforme escolar recogiendo muestras de las flores y las hormigas de un árbol situado en medio de una avenida llena de coches, ruido y humo. Hablaban muy bajito, sólo pude oir una palabra: -Biodiversidade. Estaban muy contentas. Para terminar: No os confieis, La Policía del Tiempo nos está esperando en el Futuro con la cachiporra. Me gustaría saber qué opina de ésto el caMarada Fidel Castro.

  2. #2 darius 27 de abr. 2005

    Poema de Juan de Dios Peza En las ruinas de Mitla Maravillas de otra edad; Prodigios de lo pasado; Páginas que no ha estudiado La indolente humanidad. ¿Por qué vuestra majestad causa entusiasmo y pavor? Porque de tanto esplendor Y de tantas muertas galas, Están batiendo las alas Los siglos en derredor. Muda historia de granito Que erguida en pie te mantienes, ¿qué nos escondes? ¿Qué tienes por otras razas escrito? Cada inmenso monolito, Del arte eximio trabajo, ¿quién lo labró? ¿Quién lo trajo a do nadie lo derriba? Lo saben, Dios allá arriba; La soledad aquí abajo. Cada obelisco de pie Me dice en muda arrogancia: Tú eres dudas e ignorancia, Yo soy el arte y la fe, Semejan de lo que fue Los muros viejos guardianes… ¡qué sacrificios! ¡qué afanes revela lo que contemplo! Labrado está cada templo No por hombres, por titanes. En nuestros tiempos ¿qué son Los ritos, usos y leyes, De sacerdotes y reyes Que aquí hicieron oración? Una hermosa tradición Cuya antigüedad arredra; Ruinas que viste la yedra Y que adorna el jaramago: ¡la epopeya del estrago escrita en versos de piedra! Del palacio la grandeza; Del templo la pompa extraña; La azul y abrupta montaña Convertida en fortaleza; Todo respira tristeza, Olvido, luto, orfandad; ¡aun del so l la claridad se torna opaca y medrosa en la puerta misteriosa de la negra eternidad! Despojo de lo ignorado, Busca un trono la hoja seca En la multitud greca Del frontón desportillado. Al penate derribado La ortiga encubre y escuda; Ya socavó mano ruda La perdurable muralla… Viajero: medita y calla… ¡Lo insondable nos saluda! Sabio audaz, no inquieras nada, Que no sabrás más que yo; Aquí una raza vivió Heroica y civilizada; Extinta o degenerada, Sin renombre y sin poder, De su misterioso ser Aquí el esplendor se esconde Y aquí sólo Dios responde ¡Y dios no ha de responder!

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba