Autor: Onnega
miércoles, 01 de febrero de 2006
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: Onnega
Mostrado 33.780 veces.


Ir a los comentarios

Endechas, dedos e indigetes

-

"La Arte de hablar con la mano, figurando en la varia inflexión y posituras de los dedos las diferentes letras del Alfabeto, es invención que comúnmente se tiene por bastante nueva. Algunos la reconocen algo antigua, atribuyéndola al Venerable Beda. Pero de Ovidio consta que es mucho mayor su antigüedad. Suyo es el verso: Nihil opus est digitis, per quos arcana loquaris" (Feijoo, TCU, IV-12-74a) **** El tratado de Beda el Venerable (673-735) “Temporum rationes” contiene un capítulo dedicado a “De computo nel loquela digitorum” (Cómputo según el lenguaje de los signos hechos con los dedos), este sistema de cómputo digital se utilizó en el Imperio Romano, las variadas posiciones de los dedos permitían contar de uno hasta un millón e incluso expresar frases, ya que a cada letra del alfabeto, según su orden, le correspondía un número. La “loquela digitorum” o “indigitatio” era disciplina de estudio impartida por los magistri literarii y el que la desconocía era considerado inculto. En pintura y escultura las referencias expresadas en este código son muy numerosas. (Resumido de Gascón Ricao, http://64.233.183.104/search?q=cache:7-b9RCSfUHgJ:www.grilscam.org/filesfordownload/AGASCON1.pdf+indigitatio&hl=gl El texto completo de Beda, en latín, con una ilustración se encuentra en http://www.fh-augsburg.de/~harsch/Chronologia/Lspost08/Bede/bed_ra01.html Tenemos por un lado un sistema llamado INDIGITATIO, un sistema no verbal de comunicación que podemos definir como silencioso, y cuya vinculación con el étimo DIGITUM es innegable; en latín DIGITUM tiene las dos acepciones de dedo y cifra. Llamo la atención a los interesados en materias artísticas sobre el hecho de que en la pintura y en la escultura de la época y durante la Edad Media hay “mensajes” transmitidos mediante este código. Lo desconocía y me parece asombroso. ¿Alguien se anima a poner algún ejemplo? Por otro lado tenemos referencias clásicas en una cantidad abrumadora al hecho de que un determinado grupo de dioses romanos, los dioses indigetes, no podían ser nombrados (“dii, quorum nomina vulgari non licet”, Paulus Diaconus). Afirmación repetida hasta la saciedad y que continúa siendo impenetrable (según Smith, v. más adelante la referencia). Los pontífices romanos tenían libros donde anotaban las indigitamenta, especie de fórmulas, casi carmina o poemas, que utilizaban para invocar a los dioses. Algunas han llegado hasta nosotros. Tiberinus pater (el río Tíber) a menudo era indigitado por los pontífices: en los libros de los augures se le llama “colubrum” por su sinuosidad, otra indigitación pontificial al Tíber era “serra”. La más completa y mejor “Adesto, Tiberine, cum tuis undis” / Muéstrate, Tiberino, con tus ondas (que nos llega por Servio). [Resumido de RENATO DEL PONTE, Aspetti del lessico pontificale: gli indigitamenta, en Internet]. Obsérvese que en ninguna parte se dice claramente que estas fórmulas de invocación fuesen pronunciadas oralmente por los pontífices. En la mayor parte de los casos se usa el verbo indigitar “nam et [Tiberino] a pontificibus indigitari solet” ( = el Tíber suele ser indigitado por los pontífices, v. art. de Renato del Ponte), en otras ocasiones se nos informa de que aparecen escritas en los libros tal fórmula o tal otra. Así, no sabemos exactamente lo que significa indigitar, pero al tener fórmulas completas conservadas por escrito, fórmulas casi-poemas, lo más natural es pensar que se declamaban y consecuentemente dirigir las investigaciones hacia otros derroteros: qué eran ese tipo de fórmulas, si mágicas, secretas, juegos de palabras que ocultaban el verdadero nombre, etc. Dando por sentado que eran fórmulas orales. La propuesta de Smith (http: //www.ancientlibrary.com/smith-bio/1681.html) fuerza un singular INDIGES y un plural INDIGETES, aunque indigetem aparece concordando con singulares por todas partes (Iouem indigetem appellant). Su propuesta: “we are therefore inclined rather to connect the name with induager than indigitare, as Festus thinks; in addition to which the plural is not Indigites, but Indigetes”. Rechaza la idea de Festo por una pequeña diferencia de cantidad en la vocal y prefiere un étimo induagere más acorde con la otra característica de estos dioses, indígenas del Lacio. En este artículo, como ya se habrá adivinado, lo que se defiende es que estas fórmulas se realizaban mediante el sistema silencioso de la indigitatio que refiere Beda. Esta propuesta aclara también por qué el nombre “dioses indigetes”, son indigetes porque a ellos hay que invocarlos por la indigitatio, y hay que invocarlos en silencio porque su nombre no se puede pronunciar (tabú). Cuestiones que ya estaban más o menos expresadas por los clásicos pero sin enfocar desde esta perspectiva. O sea, que Festo tenía razón. Puede ampliarse la información con otro intento de aproximación al tema hecho por Crinitus, en http://www.chez.com/asklepios/crinitus/Liber_01.htm En lo que respecta a nuestras endechas sugiero un étimo < indigita, bien por el cómputo silábico que requiere la composición poética, bien porque en origen también fuesen indigitadas en silencio mediante un código gestual. Surge ahora la cuestión del etnónimo peninsular indigetes y qué acepción darle, cómo explicar la existencia prerromana de un etnónimo indoeuropeo coincidente con la antiquísima palabra latina. Lo que me llevaría de nuevo a tratar la posibilidad de que aquí se hablase una lengua semejante al latín, etc. Mejor queda para otra ocasión. ________________ Una relación evidente entre este lenguaje gestual de las indigitaciones y la quironomía: “se concoce por quironomía el arte de indicar movimientos melódicos aproximados mediante ciertas evoluciones espaciales de la mano […] la primera parte parece estar claramente vinculada al término griego “jeiroq” (mano), la segunda parte podría referir o bien orden, prescripción, o bien modo musical, melodía o canción. Estas dos acepciones han dividido las opiniones en cuanto a la posibilidad de interpretar el primitivo origen de esta costumbre medieval como un arte de dirección de grupos musicales, en su sentido perscriptivo, o como un modo de referencia mnemotécnica de grupos de sonidos, en su sentido melódico” (Agustín Barahona Juan, en http://www.egiptologia.net/isis/b7-bara1.html La quironomía en el canto gregoriano: http://interletras.com/canticum/quironimia_lta.html ___________________ En cuanto al origen de este sistema de comunicación silenciosa, mediante digitaciones de una sola mano: nadie duda de que los grupos de cazadores del Paleolítico debieron usar un código gestual similar para comunicarse entre ellos y organizar la partida sin espantar la caza. Este código debió usar una sola mano (ya que la otra estaría ocupada por el arma), y suponemos también que la mano que se usaba era la izquierda, pues la lateralidad mayoritaría era similar a la actual, siendo mayoría los diestros. Con la derecha sostendrían el arma y con la izquierda se comunicarían. En la cueva de Maltravieso (Cáceres) las manos estampadas son mayoritariamente manos izquierdas* que adoptan diversas orientaciones, principalmente la horizontal* (lo mismo que en la ilustración de las manos de Beda), los dedos aparecen "mutilados", lo que para algunos autores es una mutilación real, resultado de los frecuentes accidentes de la vida de cazador-recolector, mientras que otros autores piensan en un código gestual propio de cazadores: los dedos se doblan para significar distintos conceptos. Tal vez sonidos? *V. Sergio Ripoll López, E. Ripoll Perelló, H. Collado Giraldo, M. Mas Cornellá, J.F. Jordá Pardo y Laboratorio de Estudios Paleolíticos (1999): Maltravieso. El santuario extremeño de las manos, en http://www.uned.es/dpto-pha/extremadura/maltravieso/manos.htm

-


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 hartza 23 de abr. 2005

    Aunque sí que existían unos dioses griegos cuyo nombre está al parecer directamente relacionado con los dedos: se trata de los Dáctilos, surgidos, según algunos, cuando llevada por el dolor del alumbramiento de Zeus, su madre, Rea, apretó su mano contra la tierra. Pero generalmente se sostiene que vivían en el monte Ida de Frigia mucho antes del nacimiento de Zeus, y algunos dicen que la ninfa Anquiale los dio a luz en la Cueva Dictea cerca de Oaxo. Los Dáctilos varones eran herreros y descubrieron el hierro por vez primera en el cercano monte Berecinto; y sus hermanas, que se establecieron en Samotracia, provocaban allí gran admiración emitiendo hechizos mágicos, y enseñaron a Orfeo los misterios de la diosa: sus nombres son un secreto bien guardado. De nuevo según Graves (ya siento repetirme, pero se trata de mi poeta favorito): "Los Dáctilos personifican a los dedos y la carrera olímpica de Heracles es una fábula ilustrada tamborileando con los dedos en una mesa, omitiendo el pulgar, y en la que el índice gana siempre la carrera. Pero el saber secreto órfico se basaba en una serie calendaria de árboles mágicos, a cada uno de los cuales se le asignaba una coyuntura de los dedos distinta en el lenguaje por señas, y una letra distinta del alfabeto calendario órfico. el cual parece haber sido de origen frigio. El olivo silvestre pertenece a la coyuntura superior del pulgar, supuestamente la sede de la virilidad y en consecuencia llamada Heracles. Se decía que a este Heracles le brotaban hojas del cuerpo (Palefatos: 37). Se recuerda el sistema en los nombres populares de los dedos en el Occidente: por ejemplo, el «dedo del tonto», que corresponde a Epimedes, el dedo del corazón; y el «dedo medicinal », que corresponde a Yasión, el cuarto; y en los nombres de los dedos en la quiromancia: por ejemplo. Saturno por Epimedes, pues Saturno se mostró torpe en su lucha con Zeus; y Apolo, dios de la curación, por Yasión. El índice se le concede a Júpiter, o Zeus, que ganó la carrera. El meñique, Mercurio o Hermes, es el mágico. En toda la Europa primitiva la metalurgia iba acompañada de conjuros y en consecuencia los herreros reclamaban como sus Dáctilos a los dedos de la mano derecha y dejaban los de la izquierda a las hechiceras."

  2. #2 A.M.Canto 24 de abr. 2005

    Ando pensando sobre un origen más verosímil para "endecha", y buscando cosas cada vez me defrauda más el DRAE... En todo caso, lo de "indicta" creo que no va tan mal encaminado, aunque está a medias y debe apoyarse mejor.

  3. #3 obeid 27 de abr. 2005

    Llilit: El sisteme de cálculo sobre base doce es uno de los más antiguos y el que más popularidad ha tenido hasta la popularización del sistema decimal. Los restos que aún perduran son los que señalas: horas, meses, el sistema de medidas imperial..etc. Pero su origen y razón de ser no proceden de lo que tu dices: cuenta de falanges y demás. La utilidad se deriva de que 12 es múltiplo de 2, 3, 4 y 6, lo que permite que muchas de sus divisiones no dejen resto. Esto es especialmente importante para el cálculo sin decimales. El libro de Ifrah que le citaba a Onnega en una intervención previa te puede servir para saber más del sistema de cuentas antiguo.

  4. #4 Onnega 14 de mayo de 2005

    Jgstorch, yo también creo que Leroi-Gourham tiene razón en lo del código gestual de cazadores, sobre todo para Maltravieso, donde se observan más manos izquierdas que derechas (siendo la izquierda la mano que "habla" y la derecha la que caza, y estando demostrada la mayoritaria lateralidad diestra desde Homo Heidelbergensis). Otra cosa que querría señalar es el topónimo Maltravieso: desconozco su antigüedad pero voy a avanzar una hipótesis. Primero, es posible que tenga el mismo origen que travesía, y que Maltravieso signifique algo así como "mal camino". Pero la idea que prefiero se adapta a las manos de la cueva: man de reversu (mano del revés o impronta de una mano) > mandereversu > mandreversu (dere > dre) > mantrevessu (rs > ss) > maltraveso (por etimología popular con malo y travieso). Lo que significaría que el nombre se le dió cuando aún se sabía que allí había improntas de manos.

  5. Hay 4 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba