Autor: IVLIANVS
martes, 12 de abril de 2005
Sección: Historia
Información publicada por: IVLIANVS


Mostrado 14.467 veces.


Ir a los comentarios

Constantino y el Cristianismo.

"Una decisión del emperador Constantino (monarca desde el año 324 al 337, aunque desde el 312 soberano efectivo de Occidente), parecida en sus consecuencias a la que había tomado Ashoka respecto del budismo más de medio mileno antes, modificó radicalmente la posición del cristianismo en el seno del mundo romano. Las razones de Constantino debieron de ser más complejas que la mera conversión tras una visión que le prometió la victoria en nombre del Dios de los cristianos (en el 312 en la batalla del puente Milvio que le abrió las puertas de Roma). A partir de ese momento la política del emperador fue procristiana, dotando a las iglesias y los obispos incluso de poderes de índole no religiosa (como la capacidad episcopal de arbitraje en litigios otorgada en 318). Constantino utilizó la estructura organizativa episcopal para consolidar su dominio, pero también el armazón ideológico cristiano para legitimar su posición en el vértice de la pirámide del poder. El emperador será único, como único es el Dios de los cristianos, su poder no podrá tener sombra, puesto que la legitimidad se la otorga el nuevo Dios, superior en prerrogativas a todos los ahora pequeños Dioses del Paganismo (Hércules o incluso Júpiter eran poca cosa frente a Cristo); las palabras de Eusebio de Cesarea (circa 265-340) lo expresan de modo contundente: Eso es Cristo, el conductor de todo el universo, verbo de Dios que está sobre todas las cosas y en todas ellas y penetra en todas las cosas, (...), del cual y por medio del cual nuestro emperador, como amigo de Dios, detenta una reproducción de la soberanía celestial y la imitación del altísimo, conduce la administración de todos los asuntos terrenos (Eusebio, Vida de Constantino, IV, 8-13) Constantino, que fue bautizado en el lecho de muerte, creó una figura nueva, la del monarca cristiano, defensor de la fe y cuyos actos legitima la voluntad divina." Francisco Diez de Velasco, "Introducción a la Historia de las Religiones", 2002. Quiero recordar que el sistema en el que Constantino asumió todo el poder en su persona fue en el de la Tetrarquía creada anteriormente por Diocleciano, en el que el poder se repartía entre cuatro personas (dos augustos y dos césares). Los dos augustos primeros (Diocleciano y Maximiano Hercúleo) estaban bajo la protección de JÚPITER y HÉRCULES respectivamente. Al ambicioso Constantino le vino muy bien, para realizar sus planes de dominio unipersonal, el respaldo teológico-filosófico del cristianismo con su monoteísmo radical, concentrado el poder (o la divinidad) en una sola persona. El tema es algo complejo, y poco a poco iremos aportando datos curiosos. Recordar tambien que un precendente de Constantino lo tenemos, durante el siglo anterior (s. III dC), en Heliogábalo, con su monoteísmo o monolatría solar (culto exclusivo al Sol sirio de Emesa). IVLIANVS.

Más informacióen en: http://groups.msn.com/Euromater/inicio.msnw


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba