Autor: IVLIANVS
martes, 05 de abril de 2005
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: IVLIANVS
Mostrado 12.992 veces.


Ir a los comentarios

El "collar sideral" de una "sacerdotisa del Sol" celtíbera.

Sobre el simbolismo del collar celtíbero de cerámica encontrado en 1914 en la tumba nº 53 o "la de la Sacerdotisa del Sol", como la denominaba el marqués de Cerralbo, su excavador, en la necrópolis de Clares (Guadalajara). Este objeto sagrado celtíbero posee un marcado simbolismo religioso de carácter solar.

SOBRE EL POSIBLE SIMBOLISMO DE UN COLLAR CELTÍBERO. "NECRÓPOLIS DE CLARES (GUADALAJARA). SIGLO V A.C. COLLAR DE CERÁMICA. "Notabilísima singularidad de un collar que encontré en una sepultura de una urna cineraria; Collar que armé denominándole sideral por inducirme a la hipótesis que hubo pertenecido a una sacerdotisa del culto al Sol, por los objetos que constituyen este único y admirable collar, pues lo componen cuatro ruedas que en la Antigüedad siempre representaron también el Sol: como los cuatros cuernos de la Luna, la diosa Eaco de los celtíberos en sus cuatro fases; y los cuatro cisnes del viaje nocturno del Sol en la barca que, tirada por un cisne, surcaba el río Océano, para reaparecer todos los días por Oriente". "Y los cuatro cisnes, son de cuatro tamaños, que representando ser más grandes y fuertes según la duración del viaje exigía, así el mayor condujera al Sol en el Solsticio de invierno con sus noches más largas; el cisne que le sigue en tamaño al equinocio de otoño, el cisne tercero al de primavera y el cisne más pequeño al Solsticio de verano con las noches más cortas, y por consiguiente de más breve navegación. Los demás objetos de tan excepcional sepultura, son el aparato para sostener sobre la cabeza las altas caperuzas de las sacerdotisas y varios adornos conocidos". Marqués de Cerralbo. "El sacerdocio es algo requerido por cualquier tipo de Religión organizada, y poca duda cabe de que la de los celtíberos lo es". Marco Simón, 1986. "El collar que apareció en esta sepultura consta de elementos simbólicos importantes: los cuernos de la Luna, la rueda solar, los cisnes, todos ellos íntimamente relacionados con un mismo tema: la muerte, el viaje al Más Allá y el renacer nuevamente, aspectos que pueden indicar su creencia en la inmortalidad de las almas. Del mismo que la cruz señala cuatro puntos importantes en el cosmos, así el collar tiene cuatro puntos centrales, que son las ruedas celestes con los cuernos en un lado y los cisnes en el opuesto. El cisne juega un papel muy importante en la literatura céltica; además de las propiedades mágicas que se le atribuyen, es el mediador entre el hombre y los Dioses, se comunica con ellos en ese viaje a través del Más Allá (Green, 1992). El año es un viaje que abarcaría los cuatro puntos cardinales, así se asegura la continuidad del ciclo cósmico, ayudando al mundo en todas las fases de la Luna y el cambio de estaciones. La vida está presente sólo donde la regularidad de la naturaleza no parece detenida por las fuerzas de la muerte, un continuo avance en el universo, una regeneración periódica. Así aparece la rueda como círculo que no tiene principio ni fin, el cisne como símbolo de ese vuelo al Más Allá, y los cuernos de la Luna como el culto a los poderes fecundos y creativos de la Naturaleza." Elisa Malpesa Montemayor. Boletín del M.A.N, XI, 1993. Esta maravilla del arte sagrado celtíbero se puede ver expuesta permanentemente en el Museo Arqueológico Nacional (Madrid). IVLIANVS. TEXTO EXTRAÍDO DE HISPANIA DEORVM. EL ARTÍCULO ÍNTEGRO, DEBIDAMENTE ILUSTRADO SE PUEDE LEER EN http://groups.msn.com/HISPANIADEORVM/elcollardeunasacerdotisaceltbera.msnw


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 diviciaco 05 de abr. 2005

    Iulianus: ¿Puedes subir la imagen del collar a celtiberia? me parece muy interesante y me gustaría también relacionarla con mi artículo sobre Santiago, donde también especulaba con los cisnes. No tenía idea de este hallazgo..

  2. #2 villares 06 de mayo de 2005

    Soy descendiente directo de Clares, pueblo donde como el artículo dice se excavó la necrópolis de Navafría encontrándose entre nuemrosos objetos funerarios el "Collar Sideral". Este collar puede verse, junto con otros procedentes de la tumba nº 53, en la exposición permanente del MAN (sala 7, vitrina 6 nº 5 y 40 al 46, vitrina 5 nº 7) si no ha sido trasladado en los últimos años. Así mismo, decir que fue elegido Pieza del Mes del museo en mayo de 1999, con la correspondiente conferencia explicativa por parte de Elisa Malpesa. Cerralbo describe así el descubrimiento de la tumba nº 53: "de la evodada tumba surgieron profusión de brazaletes que engalanaron los brazos y las piernas de la señora; las manos lucieron anillos enlos dedos; un pendiente circular brillaba junto a la mejilla; del cinturón sólo queda la pieza ya explicada para sostener la tersura del fino cuero; trozos de menuda cadenita de que tal vez pendiese la rota rueda solar de la consagración sacerdotal... Pero con todos estos arrequives encontré muchas toscas bolitas de barro cocido, dos barretas atravesadas por tres agujeros cada una; doce largas cuentas elipsoidales; una ruedecita, tres trozos de otras tres semejantes, pero que por us grosores testimonian que pertenecían a tres distintas; cuatro estilizadas aves, que entiendo representar cisnes; cuatro dobles cuernos de tamaños desiguales y cuatro bolitas perforadas por cuatro agujeros, que si las atravesaban hilos resultaban dos diámetros perpendiculares; todos estos objetos en barro tosco y mal cocido". Bibliografía: -AGUILERA Y GAMBOA, Enrique de (Marqués de Cerralbo): "Las Necrópolis Ibéricas". Conferencia dada en Valladolid el 22 de octubre de 1915. Madrid 1916. -MALPESA MONTEMAYOR, Elisa: "La Sacerdotisa del Sol y el Collar Sideral: La Tumba 53 de Clares (Guadalajara)". Boletín del Museo Arqueológico Nacional. Tomo XI, nº 1 y 2. Madrid 1993.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba