Autor: hartza
domingo, 03 de abril de 2005
Sección: Artículos generales
Información publicada por: hartza


Mostrado 8.880 veces.


Ir a los comentarios

El discurso de Agripa (Flavio Josefo) y el poder romano en el s. I d. de C

 

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 A.M.Canto 02 de abr. 2005

    Se me pasó en su momento, Hartza, felicitarte por la elección de este discurso. Es realmente impresionante leer el alcance de la Pax Romana, y cómo con tan pocas tropas en realidad guardaban unos territorios tan enormes. También son de interés los datos que Herodes A. aporta acerca de impuestos dinerarios y en especie, número de etnias (las 315 de Galia, por ejemplo), y otros. E insuperable la lógica del argumento final, dentro de su época: Dios tenía que estar del lado de los romanos, pues sin él no hubieran podido hacer y mantener tal Imperio. P.D.- Podrías corregir la suma de "750 millones" de egipcios, son 7 millones y medio.

  2. #2 hartza 03 de abr. 2005

    Grazie. Qui non falta finezza. Es curioso: a pesar del trabajado discurso. Agripa no fue capaz de impedir la rebelión de los judíos y, con ella, la ruina de su pueblo... Impresionante por otra parte, como dices, la labor de la Pax romana, en realidad el número de tropas que tenían para sustentarla era mínimo, luego se puede deducir que esta Pax romana no estaba basada en el control militar, sino en haber introducido orden en territorios que carecían de él.

  3. #3 obeid 04 de abr. 2005

    Magnífica elección, Hartza y muy oportuna en los tiempos que corren. Lo que dice Agripa se entiende mejor con lo que Tácito coloca en boca de un régulo britano sobre la forma de actuar romana: Ubi solitudinem faciunt, pacem appellant: "llaman paz a la desolación".

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba