Autor: silmarillion
viernes, 18 de abril de 2008
Sección: Historia
Información publicada por: silmarillion


Mostrado 17.906 veces.


Ir a los comentarios

Pecado, penitencia y representación.

Abstract Las normas eclesiásticas se traducen en imágenes a modo de Exemplum en los aleros de las iglesias de la península ibérica.




Más informacióen en: http://www.apresmoiledeluge.blogspot.com


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Lilit 20 de ene. 2005

    Al leer este artículo me vino a la mente la historia de Lilith, personaje femenino tan olvidado, tan menospreciado y relegado al papel de demonio. Y ese párrafo del Génesis que dice "Dios creó al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó" y el otro párrafo tan contradictorio que dice, que estaba el hombre solo y eso no era bueno para él, entonces le hizo una compañera. La cual salió de una de sus costillas. Es decir, si ya exisitía una mujer igual al hombre para que fue creada otra. O que ocurrió con la primera. Lilith y Eva, las dos caras de una misma moneda. La igualdad y la desigualdad femenina. Un tema tan antiguo en todas las religiones y sociedades como el origen del pecado. Parece ser que Lilith no soporataba hacer el amor siempre debajo de Adán, y se fue del paraíso por que la intentaron someter a los dominios del hombre. Dicen que fue la serpiente que tentó a Eva. Hay que tener en cuenta que la serpiente es símbolo de sabiduría en todas las culturas. Es decir intentó enseñarla y abrirle los ojos, algo que no interesaba. A partir de ese momento fue relegada al papel de demonio, de hecho en la Biblia sólo es nombrada en el libro de Isaias y como tal figura demoníaca. La verdad es interesante este artículo Silmarillion. Apasionada como soy del arte románico, el tema de los canecillos siempre me ha gustado. Pero no dejan de ser una afirmación de la doble moral católica. Los clérigos los permitían hacer en sus iglesias, personalmente creo que para contentar al pueblo llano, intentar humanizar a la iglesia o una forma de engañar a la gente. Se criticaban las conductas promiscuas pero no se ponían impedimentos para que los artesanos representasen en las iglesias posturas tremendamente eróticas o tal vez en aquella época los abades fueran más liberales que lo que creemos. Realmente cuando empezaron las verdaderas persecuciones fue con la Inquisicón, institución posterior a la época de máximo auge de esas representaciones eróticas.

  2. #2 Dingo 20 de ene. 2005

    Efectivamente, Giorgio. Y esa confusión perdura hoy por ejemplo en el folklore cántabro, donde la Guajona (de la que ya te hablé en alguna ocasión) es llamada también Lamia. Las Stryges, otro bicho de origen paralelo a todas estas, seguramente.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba