Autor: emg
sábado, 13 de noviembre de 2004
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: emg
Mostrado 48.805 veces.


Ir a los comentarios

INFLUENCIAS CELTAS EN LA GALICIA MODERNA

Influencias celtas en la Galicia moderna

A pesar de los diferentes estudios que abordan el tema celta en Galicia, en los que unos afirman que hay que considerarla una de las naciones celtas de Europa, otros que postulan que lo celta en Galicia no fue tan numeroso, otros que incluso niegan la presencia celta en la región, y dentro de mi afán por relacionar la historia con los tiempos presentes para ayudar a comprender lo que nos rodea hoy en día, me gustaría aportar un granito de arena sobre las que hoy son influencias célticas visibles en el bello noroeste español. Galicia es desde tiempos inmemoriales una región bastante diferenciada del resto de regiones de la península, por su clima diferente y húmedo, así como por su aislamiento. La más que probable influencia celta en la hermosa región dejó una huella profunda detectable en nuestros días. Es una región de clima atlántico lluvioso, de profundos y misteriosos bosques, con montañas suaves, verdes, coloridas, con cimas empedradas. Los paises célticos tienen por lo general un tipo de terreno y clima dentro de estos parámetros. Este entorno contribuye a crear una mentalidad tendente a la melancolía en cualquier territorio. LA LITERATURA En Galicia ha contribuido así mismo a la clásica melancolia de la literatura. Aún hoy el romanticismo gallego está relacionado con temas celtas. El mismo sentido que el romanticismo de regiones como Irlanda o Escocia, como los melancólicos poemas escoceses o los cantos tristes de Irlanda. Rosalía de Castro es un buen ejemplo de este gallego-celtismo. Según Elias de Tejada Rosalía nos enseñó la tristeza que cala el alma celta de Galicia. EL PAPEL DE LA MUJER GALLEGA Otra característica celta es el gran respeto por las mujeres. María Pita es notable por ser una figura nacional gallega. Hoy en dia vemos la imagen de la mujer como el ama que cuida la casa, y es muy común verlas trabajar la tierra mientras el marido sale al monte a cazar alguna pieza para la comida. Parece una reminiscencia del antiguo matriarcado que existia en la Galicia celta antigua, en el que la mujer era quien cuidaba la casa y la tierra mientras el hombre permanecia como cazador y guerrillero. PROBABLE INFLUENCIA EN LA ARQUITECTURA El romanticismo tambien ha influido en la arquitectura de Galicia. La arquitectura gótica no es muy usual, contrasta fuertemente con la arquitectura céltica. Los castros eran edificios redondos, con curvas suaves que iban con el paisaje natural de Galicia. Posteriormente se adoptó bastante más el estilo románico. El estilo gótico es un estilo que trata de intimidar, mientras que la arquitectura románica, más suave, era más concordante con el carácter de los celtas. Esta es una de las hipótesis de la abundancia de edificios de corte románico y no gótico en Galicia. CARACTER AVENTURERO Una constante de los pueblos de carácter céltico es su tendencia a viajar, que recuerda a la clásica aventura celta. Por supuesto se puede afirmar que la necesidad de viajar está ligada a la necesidad de supervivencia, pero llama la atención en las gentes de origen celta su disposición hacia el viaje. Estos pueblos siempre han buscado vivir no muy lejos del mar, de hecho el mar llega en ocasiones a ser un tema casi obsesivo para estas gentes. Según las leyendas que se pueden leer en esta misma web de celtiberia.com, Galicia, bordeada por el mar Cantábrico y el océano Atlántico fue el lugar donde los celtas se embarcaron hacia el norte hasta Irlanda, Escocia y Gales. En los siglos más cercanos a nuestra época hemos sido testigos de un verdadero éxodo de gallegos hacia América y los paises más industrializados de Europa. Pero la avalancha de población gallega a América es la más destacable. Hasta incluso hoy hay más gallegos en América que en Galicia, y no se da un resultado fiable y definitivo de unas elecciones autonómicas gallegas hasta no recontar todos los votos por correo de los emigrantes!. Pero lo que más llama la atención es la disposición que tiene el gallego para abandonarlo todo, su tierra, amigos, paisajes, y emigrar, llama la atención la facilidad con la que se adaptan a otro ambiente, e inmediatamente progresar económicamente e incluso hacer importantes fortunas gracias a sus esfuerzos pero ojo!, nunca jamás olvidan su tierra natal, a la cual recuerdan con el cariño y la clásica melancolia que ellos llaman “morriña”. Así mismo los gallegos tienen fama de ser grandes pescadores, hay un gran número de gallegos pescando en todos los mares del mundo, tal vez debido a la herencia celta del deseo de buscar aventura, en este caso en mar abierto. INFLUENCIA EN FIESTAS Y FOLKLORE Existen otras características celtas en la vida social de sus habitantes. Una de las fiestas gallegas de origen celta es la denominada rapa das bestas, o festa dos curros. En ella se juntan los caballos que viven libres en los montes gallegos. Los antiguos celtas en Galicia criaban de la misma manera los caballos. En esta fiesta se los atrapa y se les corta la cola, como símbolo del dominio del hombre sobre la bestia. Hay evidencias de cultos celtas que todavía se pueden ver en la cultura moderna de Galicia, como O culto da Lua, que admiraba y respetaba a la luna. Esto se puede ver hoy como una obsesión gallega con el cielo y las estrellas. El tema de la luna también aparece mucho en canciones e historias modernas gallegas. O culto das Pedras se trataba de una obsesión celta con la piedra y el paisaje gallego. Las piedras tenian sentimientos especiales para los celtas. Galicia está llena de monumentos monolíticos de piedras de granito. Este culto es símbolo de como la gente gallega-celta estaba atada a la tierra sagrada de Galicia. Hasta hoy, hay piedras en Galicia que tienen un significado casi sagrado. Una es A Peña Corneira, en la provincia de Ourense. Ésta peña tiene un significado especial para la gente de los pueblos que viven en las cercanías.Hay muchas similares por toda Galicia. Existe un respeto misterioso para la tierra y la piedra que la forma. Hoy los gallegos en las aldeas ven las piedras particulares de la misma manera que los celtas. Era una obsesión con los montes, el prado, el granito, y la belleza que hasta hoy se ve muy claramente en estos tiempos modernos. El amor por la piedra es como el amor por la tierra gallega. De Galicia proceden muchos artesanos de piedra y granito que tienen fama mundial por sus habilidades artísticas, labrando, puliendo y construyendo bellas obras de piedra. EL RESPETO A LOS ANIMALES Los celtas también tenían gran respeto a los animales laborales. Los animales ayudaban a los gallegos celtas cultivar a la tierra, pero el respeto hacia ellos era máximo. Existían figuras de piedra con las bestias aguantando los sepulcros, una tradición que mostraba la bestia como ayudante del hombre. En el presente la bestia se sigue tratando con mucho respeto en Galicia. Por toda la provincia existen vacas y caballos que viven en libertad, quizás representativos del espíritu gallego que siempre ha luchado por ser libre. En las aldeas aún se pueden ver los bueyes tímidos halando el carrillo para un aldeano, o tirando del aro para una aldeana. También se nota este respeto en la falta de los Toros en Galicia. En Galicia solo hay plazas de toros en La Coruña y Pontevedra y los dos lugares sufren de una falta de popularidad. En el resto de España, los toros son una obsesión y una pasión, pero en Galicia casi son inexistentes. LA MUSICA La influencia celta en la música tradicional y moderna de Galicia es indudable. Es música totalmente distinta al del resto de España. Instrumentos típicos de la música tradicional española como la guitarra no forman parte de la música tradicional gallega. En general, la música gallega se encuadra dentro de la música puramente celta junto a la música de otros paises como Irlanda, Gales, Escocia y Bretaña. Las similaridades de la música gallega con la música celta de estas regiones son varias y diversas. La música gallega es la influencia más visible del celtismo en Galicia. Hoy la música gallega es considerada una gran parte del mundo de la música celta mundial. La banda tradicional gallega tiene muchas similaridades a las bandas folk de los otros países celtas. La banda básica gallega consiste de uno o dos gaiteros (gaiteiros), un tambor, y una pandereta (pandeira). Típicamente la banda tiene varios gaiteros, y hasta hoy existen muchas escuelas de música tradicionales que producen bandas de este estilo. Estas bandas gallegas están presentes en cualquier fiesta o festival en la Galicia moderna. Los bailes que acompañan esta música son muy célticos en origen. Son muy parecidos a las jigas de Eire y Escocia, y como otros bailes celtas consisten de movimientos rápidos acompañando a la música. En este caso la banda tradicional es representativa de la gran tradición celta de bandas de gaiteros. En algunas partes de Galicia, particularmente en Orense (Ourense), las bandas de gaitas y tambores tienen gran similaridades a las bandas militares escocesas que también siguen hoy. La gaita gallega, cuando es examinada separadamente, sigue siendo un gran instrumento celta para expresar las emociones de la cultura gallega. En las culturas celtas, la gaita sirve como un gran instrumento de la emoción. Como en otras culturas celtas, la gaita gallega tiene un gran impacto como un instrumento que canta sin usar palabras. Igualmente los escoceses y los irlandeses se emocionan cuando escuchan la gaita Great Highland o la gaita Uillean, respectivamente. Otra forma de música tradicional gallega es la pandeirada. La pandeirada es un grupo de panderetas acompañadas por cantantes (hombres y mujeres), y acompañadas por una variedad de canciones distintas llamada la alalá. La alalá es un tipo de canción popular que tiene muchas similaridades a cantos irlandeses. Este tipo de canto celta puede ser una expresión de dolor, alegría, o enojo. Durante el franquismo, grupos favorables a la autonomía usaron esta forma de canto como propaganda para el movimiento contra el gobierno. En esta variación de cantigo gallega se puede ver un atributo muy celta: La tendencia de cantar naturalmente para expresar emociones. En las culturas celtas, cantar de esta manera es prácticamente un instinto. MOVIMIENTOS CELTISTAS Hoy en día, el celtismo de Galicia se puede observar en dos formas. Una en la manifestación a través de la cultura que hemos visto, y la otra, en la expresión de lucha por el individualismo de Galicia. Hay unos que piden independencia- ellos dicen que Galicia es un país celta que debe de existir separado de España. En la España moderna el separatismo se ve como un peligro a la paz y orden, y los que buscan independencia son una minoría, especialmente comparados con los movimientos en Cataluña y el País Vasco. Puede ser que lo mejor para Galicia en la modernidad es tranquilidad y preservación de esta cultura celta intrínseca de la tierra gallega.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 giorgiodieffe 15 de nov. 2004

    El argumento es muy interesante. Mirad que en Lombardia pasa la misma cosa que pasa en Galicia. Ahora a Milan, todos quieren ser Celtas y pretenden de buscar su celtitud y veen Celta para arriba y para abajo… Un partido separatista populista de derecha, la Lega Nord de Bossi, susten esas “coglionate”!!! En la musica popular el dano es lo mismo que pasa « chez vous »…se copia todo del Eire y de la Escocia y hace reir oir cuando cantan en Milanes (lengua neolatina que tiene un 2/3% de palabras celtas), con musicas extranjeras...hace reir... Yo digo: bueno los Celtas, puede ser...pero la Edad Media? Y la romanizacion? No pasò nada en mitad entre Celtas y nosotros ?… Por favor. Se ponen el kilt, que se sabe bien que es un tejido medieval… no celta ! Cabrones que no son otro J jejejejeje Pues bien, que lo hagan si hay gente que le gusta! Pero que se diga que es cosa nueva. Si quereis ver vuestro pasado teneis que apuntar el ojo a la edad media ! Y a lo que vino despues... Porqué el folklore y tambien las relaciones sociales cambian en el tiempo. La melancolia no es un argumento valido. El amor por los animales, idem. El papel de la mujer? Muy poco. La arquitectura??? El romanico es una evolucion del romano antiguo, el gotico viene de Francia y Alemana. Toda Europa occidental tiene romanico y gotico. Las emigraciones? Los griegos y los armenos de america no son celtas y son miliones. Una cosa se puede investigar un poquito: las leyendas...porqué esas manecen mucho tiempo (pero se mezclan y modifican tambien). Vemos si tenemos algo en comun nosotros y vosotros. Acà en Piamonte, tenemos leyendas sobre un “pequeno pueblo”...como los Putifos, pero muy pelosos y no azules :-)...pueblo que vive soto las piedras y en los arboles del bosque. Se llaman “le faie” (dal latino “fatae”, pero no son fadas...son hombres y mujeres pequenos)...las mujeres lavan siempre las ropas...los hombres tocan y tu os entendes tocar tienes que bailar, porqué tus piernas bailan para si mismas :-) Y las mujeres del pequeno pueblo, cuando veen a los hijos de los seres humanos, quieren cambiar sus hijos pelosos y feos con nuestros. Para hacerse render el hijo, necesitas hacer llorar al suyo. Entonce arriba la faia y te dice: “Yo no he hecho al tuyo lo que tu hiciste al mio!”. Y te entrega tu hijo salvo. La tradicion existe tambien en Francia, adonde se llaman “Fées, Fades, Fayes” y son lo mismo. El tema del cambio del nino, pero es de toda Europa (tambien de Alemania, Inglaterra y Rumania) y es para explicar porqué nacian hijos handicapados. Se decia: no es mi hijo, me lo han cambiado! Hay tambien el “sarvan”, que es como el silvanus latino. Pues el “hombre salvaje”, que nos hizo el dono de hacer el queso. En Piamonte hay tambien las “masque”, que son personas que pueden cambiar su forma en aquella de un animal o un arbol. Que si tu haces una ferida al animal, despues a la manana siguiente se ve la herida al hombre transformado. Esto es comun en Francia todavia. Hay el mito de la Dama blanca (senora de los animales, pura, blancovestida, que visita las habitaciones de la gente comun y “benedice” las mas limpias), que se convertiò en la Edad Media tambien en la “Madonna della neve” (Nuestra senora de la Nieve). Hay el mito de las tres caballitas blancas, que son caballos que aparecen improvisamente y derivan de la figura de la dea celtica Epona. Hay el mito del rey serpente, que si te mira te transforma en piedra. Y que hace un sueno con su boca y tiene una “cresta” arriba de la cabeza. Muchas aves fantasticas: como una ave negra que si la ves, tu eres seguro que mueres en pocos dias. Hay una ave que se llama “Duzu” (lo escribo asì para permetirve le leer mas o meno la pronuncia, pero teneis que hacer la “z” dulce), y es un espiritu que toma el culo (sic!) a las mujeres y ya habla de esto Santo Augustin, que lo llama Dusius y dice que es un terribile ave de los Galos. Pero tambien lo encontramos en las obras de Shakespeare. En una obra mia: “Una considerazione particolare, va riservata, al douzou, animale immaginario del patrimonio magico valdese, esaminato da Jean Jalla. In realtà, douzou, nei patois della val Pellice significa “gufo reale” (lo stesso uccello è chiamato, in val Germanasca duzou ) oppure l’ “allocco” (secondo altri), ma nella specifica leggenda raccolta dall’autore citato, l’animale alato si rivolgerebbe alla ragazza con una aggressione verbale di carattere sessuale e neppure troppo velata. L’uccello-spirito griderebbe, infatti: “Doumlou!” (variante di “Dounomlou!”, cioè “Dammelo!”). Già Jalla (e sulla scia di costui, Trivellin) lo identificò con quegli spiriti che i Celti chiamarono Dusii, perché citati da Sant’Agostino, che li credette demoni incubi e sostenne che si divertissero a tormentare le donne. Circa gli Incubi/Dusii, Gregorio Magno (nella glossa a Isaia XIII, 21) li individuò come “stupratori”, affermando che incubare avrebbe voluto dire proprio “stuprare una donna”. Ovviamente, il passaggio dal dusius al diabolus, in ambito cristiano dovette essere precoce. I Dusii erano spiriti conosciuti anche nell’Inghilterra ai tempi dei Celti: qui, dopo la parificazione tra questi spiriti ed i demoni del Cristianesimo, deuce (pr. diùs) diventò sinonimo di devil = “diavolo”, tanto che ciò vale non solo nella lingua medievale, ma anche in quella odierna. Non per nulla, il diavolo degli inquisitori tormenterà le donne e le costringerà a rapporti sodomitici. Agostino, nel De Civitate Dei, accomunò, infatti, i Dusii celtici ai Silvani ed ai Fauni latini, che, come sappiamo, vennero sempre raffigurati in modo estremamente simile ai diavoli del Medioevo: “Si sente dire ripetutamente (…) che i Silvani e i Fauni, comunemente detti incubi, spesso in modo disonesto si sono fatti avanti alle donne, reclamando e ottenendo l’unione sessuale; altri, poi (…)assicurano (…) che taluni demoni chiamati Dusii dai Galli, provocano e portano a compimento abitualmente queste azioni oscene”. Anche Gregorio Magno, Isidoro di Siviglia e Gervasio di Tilbury concordarono su tale fatto. Se ne occuparono, poi, come di demoni infernali anche gli Autori del Malleus Maleficarum (parte I, domanda III). L’unica attestazione celtica diretta si ha nel folklore bretone, dove si parla di uno spirito detto Teuz o Tuzik. Dei douzou più nulla si sa in valle Po, ma li si conosce, invece, in val Varaita, dove vengono chiamati duzou: il che fa pensare che, nella prima vallata, la perdita della tradizione sia un fatto recente. Specificamente, in val Varaita, il duzou è, ormai, una entità a metà tra un leggendario signorotto locale, reclamante lo jus primae noctis ed un mascoun, che vuole arrivare a esercitare la stessa prerogativa. A Melle, Duzou è inteso quasi come il cognome di una dinastia feudale e, perciò si dice che, fino all’atterramento del castello, tale dinastia vi avrebbe risieduto. Tempo dopo, uno dei Duzou avrebbe abitato nella cosiddetta Cà dal Magou: il signorotto avrebbe preteso ancora di consumare con una sposina novella, ma costei l’avrebbe ucciso e, da allora, gli eredi del signore avrebbero rinunciato ad esercitare quel diritto. L’avvocato Giampiero Boschero di Saluzzo, originario di quella valle, ricercatore e studioso della realtà occitana intralpina, mi ha confermato che la leggenda del Duzou era diffusa anche in quel di Frassino, dove si raccontava una leggenda simile a quella di Melle, ma si localizzava la casa del mascoun in una borgata detta La Coumbëtto. Qui, la casa del Duzou, dopo la morte dell’ultimo personaggio definibile come tale, non sarebbe più stata abitabile. Chi vi si fosse introdotto solo avrebbe sentito rumori e urla da oltretomba, a meno che non vi fosse entrato in compagnia di un’altra persona o di un animale. Il Duzou, a Frassino, sembrava essere un personaggio rivestente una carica pubblica imprecisata e l’ultimo pare che morì durante un’impresa compiuta in soccorso di un altro Duzou dell’alta valle. Fredo Valla, scrittore e sceneggiatore, anch’egli originario della val Varaita, dice di aver sentito chiamare questo personaggio, nell’infanzia, Dugou, ma questa parrebbe una semplice variante dialettale (d’altronde, in francese, il “gufo reale”, si chiama Duc). Anche in valle Stura, a Gaiola, esiste un “Castello del Duzou”. A Ghigo di Praly, in val Germanasca, invece, lou Duzou è, ormai, solo uno spauracchio per bambini (fonte: ALI). Alcune considerazioni ulteriori. In Persia, gli zoroastriani credono nell’esistenza di una forza demoniaca ctonia chiamata Drug: nel libro “Zend Avesta” (III; 33, 35, 40, 160) , questo spirito incarna la “falsità”. I Russi, prima della cristianizzazione, credevano anch’essi nell’esistenza di spiriti ctonii chiamati, al singolare Drug ed al plurale Druz’ya. Oggi, il termine (come Podruga) significa solo più “amico/amici”: ciò ci porta a considerare che per gli Slavi pagani si trattasse di “forze amiche”. Occorre, però, specificare che l’intero popolo russo, avrebbe adorato questi spiriti soltanto durante il “festival religioso” detto “dei Volkhvy” (cioè, “dei Maghi neri”: una grande rivolta anticristiana sarebbe stata animata da costoro, nel secolo XI d..C.), mentre, negli altri periodi dell’anno, le “famiglie bianche” avrebbero sacrificato alle divinità solari e unicamente le “famiglie nere” avrebbero continuato ad intrattenere rapporti con gli spiriti ctonii. Guarda caso, poi, anche nel norvegese antico Draugr è uno spirito dell’oltretomba”. Y hay muchos otros personajes fantasticos todavia…como los muertos que vienen visitar a los parientes…etc. Los fuegos que te acompanan en tu camino nocturno y que comen tambien pan y « SALAme » :-) Que pasa en Galicia con las leyendas? Curiosisimo.

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba