Resultados para “Usuario: iponuba"

Este buscador realiza búsquedas sobre el texto íntegro de los Artículos, Poblamientos, Imágenes y Archivo de conocimientos, así como sobre los comentarios a los Artículos y Poblamientos.

Buscador Global

Tipo de búsqueda
No literal (todas las palabras en cualquier orden) · Sólo en el título

Buscar en:
Biblioteca · Poblamientos · Archivo de Conocimientos · Imágenes · Comentarios

Si no marcas ningún área, buscará en todas (excepto en comentarios).


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 iponuba 22 de sep. 2006

    Biblioteca: ANKH. La llave del aliento de vida

    Hola, soy de Baena y tengo curiosidad por saber el origen de un crismon encontrado en una tumba en un paraje de aqui, adjunto envio informacion sobre el crismon, desagraciadamente este fue robado hace unos años del mismo museo arqueologico nacional en Madrid, gracias de antemano P.D. El crismon de Baena al contrario de lo normal no contiene la X es una Cruz con la P arriba y la alfa y la omega pendiendo de sus brazos. EL CRISMÓN DE BAENA Fue hallado en la Villa de Íscar (entre Castro del Río y Baena). En el siglo XVII aún parece ser, según cuenta Valverde y Perales, que existía en ese lugar un pequeño poblado con el nombre de la Aldea. “Dentro de un antiguo sepulcro hallaron aquellos (unos trabajadores) una cruz de metal fundido, que mide 34 centímetros de alta por 25 centímetros de anchura en los brazos: tiene pendientes de estos el alfa y la omega, primera y última letras del alfabeto griego, anagrama del nombre de Jesucristo, principio y fin de todas las cosas. La parte inferior forma la cabeza de un áncora con su asa y su travesaño, teniendo al final de los brazos unos remates que asemejan las uñas de aquella. El áncora era emblema muy usado en los sepulcros de los primitivos cristianos, como puede verse en la obra La Roma Sotterranea Cristiana, de G. B. de Rossi. La elegancia y tamaño de este Crismón hacen de él una joya notable y singularísima, que tiene además el mérito de ser española, sin que hayamos visto ninguna en su género que se le asemeje. Su antigüedad está comprendida en la colección de inscripciones cristianas de Hübner, entre los años 517 y 662 de nuestra era, y es de creer, que el sepulcro donde estaba, guardara las cenizas de algún presbítero o dignidad de la Iglesia, dada la importancia del signo que fue enterrado con él (Grabado núm. 6).”

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Volver arriba