Resultados para “Usuario: Khenu Baal"

Este buscador realiza búsquedas sobre el texto íntegro de los Artículos, Poblamientos, Imágenes y Archivo de conocimientos, así como sobre los comentarios a los Artículos y Poblamientos.

Buscador Global

Tipo de búsqueda
No literal (todas las palabras en cualquier orden) · Sólo en el título

Buscar en:
Biblioteca · Poblamientos · Archivo de Conocimientos · Imágenes · Comentarios

Si no marcas ningún área, buscará en todas (excepto en comentarios).


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Khenu Baal 15 de oct. 2005

    Biblioteca: ...

    Me ha gustado tu artículo, Hannon. Acabo de descubrir celtiberia.net y tengo que decir que ha sido una sorpresa muy agradable. Me da la impresión de que muchos de vosotros sois historiadores y/o auténticos expertos en la materia. Yo no paso de simple aficionadillo a las Guerras Púnicas, pero os quiero plantear unas cuestiones. Siempre le pregunto esto a los historiadores: ¿qué unidad táctica básica había en el Ejército cartaginés? ¿Se tiene alguna referencia? Es algo que no he conseguido averiguar. Enlazando con la cuestión de si Escipión el Africano fue o no un gran táctico, mi opinión es clara: fue el más destacado alumno de Aníbal y es posible que su contribución al perfeccionamiento del Ejército romano fuese crucial (tal vez encontréis esta última afirmación muy atrevida). He oído con frecuencia que Cannas es una genial interpretación defensiva de Maratón. ¿Qué opináis del planteamiento de Escipión en Ilipa (206 a. de C.)? Es también un doble envolvimiento, pero esta vez ofensivo, como en Maratón. Pero hay algo más. El Ejército romano presenta una movilidad insólita y no actúa como un bloque, al menos desde mi punto de vista. Escipión retrasó el centro romano (compuesto por tropas íberas) y cargó en los flancos con una combinación de Caballería y tropas ligeras. No tengo la referencia, pero leí que Polibio hablaba por primera vez de la cohorte en el relato de esa batalla, aunque no entraba en detalles sobre su organización. ¿Creéis que esa idea pudo aprenderla también de su maestro? ¿Creéis que es posible un planteamiento como el de Ilipa partiendo de la táctica manipular tradicional? He visto algún comentario en el que se considera a Aníbal Barca el mejor estratega de su tiempo. Admiro a Aníbal, pero en mi humilde opinión fue mejor táctico que estratega. Eligió tal vez la única estrategia posible: debilitar el poder romano en la Península Itálica. Pero para acabar con las alianzas de Roma, la verdadera fuente de su hegemonía, necesitaba batallas de aniquilación como Cannas. Sin embargo, después de Cannas los romanos volvieron a emplear la estrategia fabiana y el plan de Aníbal se empezó a venir abajo. Quinto Fabio Máximo fue el mejor estratega de su tiempo a mi modo de ver, y si se le hubiera hecho más caso la figura de Aníbal no sería tan recordada hoy en día. No obstante, como ya he dicho, considero que Aníbal fue un revolucionario en lo que a táctica se refiere. No sé si convendréis conmigo en que el planteamiento que empleó Aníbal en Cannas es similar al que utilizó dos años antes en Trebia. En Cannas no utilizó elefantes. Tampoco organizó una emboscada. Por otra parte, la Infantería celta e íbera formó en media luna en vez de en línea como en Trebia. No sé si estaréis de acuerdo en que es posible que la idea de formar en media luna, con más profundidad en el centro que en los extremos, le viniera a la cabeza después de ver que las legiones fueron capaces de romper su centro en Trebia (aunque esta vez no les sirviera para ganar la batalla). Pienso que Aníbal comprendió bien el funcionamiento de la táctica manipular romana. Creo recordar que los romanos llevaban desde mediados del siglo IV empleándola y perfeccionándola, pero recurriendo casi siempre a “forzar el centro”. Los romanos habían encontrado una fórmula que casi les garantizaba la victoria antes de librar las batallas, y les permitía poner generales inexpertos al frente de sus Ejércitos. Mi impresión es que Aníbal les enseñó que hacía falta más movilidad para poderse amoldar al problema concreto que planteaba cada enemigo en cada batalla (y para dejar de ser tan previsibles), y que la Caballería podía servir para bastante más que para adornar. En mi opinión, ambas lecciones fueron bien aprendidas por Escipión el Africano. En Zama lo volvió a demostrar.

  2. #2 Khenu Baal 17 de oct. 2005

    Biblioteca: ...

    Muchas gracias Hannon por tus consejos y por las referencias bibliográficas. No he podido encontrado esa mención a lo que dice Delbrück sobre las reformas de Escipión. No conocía esa obra, pero cuando tenga tiempo intentaré hacerme con ella. También trataré de dar con ese artículo de M.A.H. Maestre. Había visto en alguna parte que el poder de empuje y penetración de los manípulos dependía de la profundidad de los mismos, y que en Cannas se habían dispuesto de tal forma que tuvieran mucha profundidad. Sin haberme leído el artículo, me parece que puede tener razón M.A.H. Maestre: Aníbal se las ingenió para que en la fase más crítica de la batalla (cuando la formación del Ejército de Aníbal adopta una forma concava bajo la presión de las legiones) los romanos se aplastasen entre sí y sólo fueran efectivas las primeras líneas. Creo recordar que llegó un momento en el que los legionarios no podían levantar sus brazos. A lo mejor me crucificáis por decir lo que voy a decir (o bien porque no estáis de acuerdo o bien porque lo habéis oído mil veces ya). Desconozco si se sabe a ciencia cierta quién estuvo realmente al mando en Cannas (Varrón o Paulo Emilio); pero al margen de eso, a priori encuentro el planteamiento inicial romano (la disposición de las tropas y la elección del terreno) en Cannas "razonable". Con los medios y la táctica con los que contaban los romanos, considero que era un planteamiento correcto que fracasa estrepitosamente a causa del ardid de un genio. Yo no llamaría mal ni buen general a ninguno de los dos posibles candidatos: hicieron lo que pudieron con lo que tenían a mano y desde su mentalidad. Por otra parte, es posible que Aníbal tuviera un poco de suerte en Cannas en uno de los momentos clave (que se puede interpretar como un error decisivo del bando romano). Si Paulo Emilio desmontó de su caballo por haber sido alcanzado por un hondero balear y no por decisión propia, eso se podría considerar un golpe de suerte. Cuando toda la Caballería romana descabalgó siguiendo el ejemplo (o las órdenes) de Paulo Emilio, sellaron su destino. ¿Qué habría pasado si la Caballería romana hubiera resistido más tiempo el embate de la Caballería de Asdrúbal y, como consecuencia, se hubiera retrasado la carga contra la retaguardia de las legiones? Tal vez el resultado habría sido el mismo, pero la batalla habría dejado de ser la obra de arte que es.

  3. #3 Khenu Baal 17 de oct. 2005

    Biblioteca: ...

    Muchas gracias Hannon por tus consejos y por las referencias bibliográficas. No he podido encontrado esa mención a lo que dice Delbrück sobre las reformas de Escipión. No conocía esa obra, pero cuando tenga tiempo intentaré hacerme con ella. También trataré de dar con ese artículo de M.A.H. Maestre. Había visto en alguna parte que el poder de empuje y penetración de los manípulos dependía de la profundidad de los mismos, y que en Cannas se habían dispuesto de tal forma que tuvieran mucha profundidad. Sin haberme leído el artículo, me parece que puede tener razón M.A.H. Maestre: Aníbal se las ingenió para que en la fase más crítica de la batalla (cuando la formación del Ejército de Aníbal adopta una forma concava bajo la presión de las legiones) los romanos se aplastasen entre sí y sólo fueran efectivas las primeras líneas. Creo recordar que llegó un momento en el que los legionarios no podían levantar sus brazos. A lo mejor me crucificáis por decir lo que voy a decir (o bien porque no estáis de acuerdo o bien porque lo habéis oído mil veces ya). Desconozco si se sabe a ciencia cierta quién estuvo realmente al mando en Cannas (Varrón o Paulo Emilio); pero al margen de eso, a priori encuentro el planteamiento inicial romano (la disposición de las tropas y la elección del terreno) en Cannas "razonable". Con los medios y la táctica con los que contaban los romanos, considero que era un planteamiento correcto que fracasa estrepitosamente a causa del ardid de un genio. Yo no llamaría mal ni buen general a ninguno de los dos posibles candidatos: hicieron lo que pudieron con lo que tenían a mano y desde su mentalidad. Por otra parte, es posible que Aníbal tuviera un poco de suerte en Cannas en uno de los momentos clave (que se puede interpretar como un error decisivo del bando romano). Si Paulo Emilio desmontó de su caballo por haber sido alcanzado por un hondero balear y no por decisión propia, eso se podría considerar un golpe de suerte. Cuando toda la Caballería romana descabalgó siguiendo el ejemplo (o las órdenes) de Paulo Emilio, sellaron su destino. ¿Qué habría pasado si la Caballería romana hubiera resistido más tiempo el embate de la Caballería de Asdrúbal y, como consecuencia, se hubiera retrasado la carga contra la retaguardia de las legiones? Tal vez el resultado habría sido el mismo, pero la batalla habría dejado de ser la obra de arte que es.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Volver arriba