Autor: aladelta
miércoles, 12 de abril de 2017
Sección: Artículos generales
Información publicada por: aladelta


Mostrado 272 veces.


Ir a los comentarios

El águila bicéfala. Parte XII.

El águila bicéfala es un símbolo de origen antiquísimo. A día de hoy sigue siendo el emblema de multitud de paises, ciudades, logias... aparece adornando paredes en todas partes del mundo a través del tiempo desde Sumeria, pasando por la India, la misma Europa e incluso apareciendo en la misma américa precolombina, como síbolo de Olmecas y otras muchas civilizaciones y tribus mesoamericanas. Esta es la doceava parte de mis apuntes e interpretaciones sobre este tema.

El víctor.

El victor es una derivación resultado de la evolución del crismón a través del tiempo hasta que obtuvo su forma actual, llamado también escudo de la victoria o victorioso.



Lo que más destaca de su forma es esa V que la define como de victoria, aunque su forma hace referencia claramente al dos veces Juan o lo que es lo mismo, a Jano, pero también a Jesucristo. Todos los obispos de la Iglesia muestran su dedo índice y corazón de la mano derecha juntos en señal de ser los representantes de Jesucristo.


Jano, Jesucristo(vease mostrando cláramente el dedo índice y corazón juntos, mostrando, así, que es el segundo, en contraposición al primero, que sería Juan el Bautista)

San Wilfredo(todos los obispos de la iglesia, como representantes de Jesucristo, muestran como dicho representante el dedo índice y corazón juntos).


Del mismo modo recuerda sospechosamente al signo que Churchil pondría de moda en la segunda guerra mundial.



Indudablemente, a pesar de las supuestas historias que afirman que Churchil lo sacó de Aleister Crowley o de la BBC, en realidad tiene su origen en Roma, es decir, seria el Victor por el que se habría inspirado Churchil para su simbolo de la victoria. Claramente representa la dualidad, el alfa y el omega, el principio y el fin, Jano, en definitiva y sus dos caras visibles(mas la oculta).


Y es que Antes de ponerse de moda en el mundo anglosajón, y por ende en todo el mundo, el victor adornaba hacía siglos las universidades españolas, en especial las de Salamanca, Alcalá de Henares, la de Sevilla y las de Indias desde el S XIV.


Representaciones del Victor en una pared de la universidad de Salamanca.


Representación del Víctor en la Catedral de Sevilla.


Además, antes que churchil, Franco adoptó el Victor para el desfile de la victoria al acabar la guerra civil, pasando a ser el emblema del propio Francisco Franco.



Algunas fuentes especulan con la posibilidad de que el ocultista Corintio Haza hubiera incorporado al emblema símbolos astrológicos para proteger simbólicamente a Franco. Otros, como el esoterista Julius Evola, interpretan cada una de sus partes en relación con la alquimia, la astrología y la masonería. Lo que parece claro es que este signo está relacionado también con ciertas corrientes ocultistas y masonas, cuyo símbolo relacionan igualmente al ser de las dos caras, o sea, a Jano, pero también a ese ser cornudo, bafomet, que recuerda mucho por otra parte a Baco, Pan, Cernunnos, y todos esos seres cornudos que adornan las cavernas europeas desde el neolítico.


Recordemos que además se parece sospechosamente al símbolo de los Paleólogo incrustado en su águila bicéfala:



Hoy, el símbolo de la victoria es muy común y se abusa mucho de él. Quizá habría que pensárselo dos veces antes de hacer este signo a no ser que sepas lo que estás invocando.




No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zervan 13 de abr. 2017

    La bendición cristiana es con 3 dedos (trinitaria). Se eparece a uno gnóstico.
    El signo con 2 dedos puede ser de Set (por la doble cola?), o puede ser pitagórico (los 2 caminos)

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba